Uno de los principales problemas de la juventud en México es el empleo, al respecto se ha acuñado el término “nini”, para definir a la población joven que ni estudia, ni trabaja. Actualmente, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Educación y Empleo elaborada por el INEGI, suman 3,9 millones de jóvenes mexicanos en esta condición, lo cual le cuesta a México 194.090 millones de pesos anuales que es el 0,9% del Producto Interno Bruto, según un reporte de la OCDE publicado en enero de 2018.

En Hidalgo  el gobernador Omar Fayad está llevando a cabo el programa “Mi Primer Empleo, Mi Primer Salario”, que apoyará con becas-salario a profesionistas que se incorporen a empresas de la entidad, como parte del compromiso de ofrecer a los jóvenes egresados una alternativa para que adquieran experiencia laboral. Según el programa, al finalizar el periodo, el empresario se comprometerá a contratar a uno de cada dos profesionistas que participaron con él, sobre esto  nos habla hoy Eder Fuentes Montecillo, pasen y lean.

Dr. Edgar Manuel Castillo Flores

Compilador de Youth Think

 

Mayor experiencia, mejores oportunidades…

Por: Eder Fuentes Montecillo          

El Gobierno del Estado de Hidalgo impulsó en 2017 el programa “Mi primer empleo”, mismo que tiene como objetivo el acercamiento de los jóvenes recién egresados (universitarios) al sector productivo en múltiples empresas, lo anterior se hace posible mediante estancias profesionales que tienen una duración de seis meses, permitiendo no únicamente la obtención de experiencia en beneficio de los recién egresados, sino también el apoyo económico e incremento curricular.

Actualmente 179 empresas trabajan con este programa, que por medio del vínculo generado entre Gobierno – Egresado, podrán elegir cuales son los perfiles que mejor cumplen con sus necesidades laborales.

De acuerdo al portal oficial de “Mi primer empleo”, las 5 profesiones mayormente solicitadas son derecho, administración, mercadotecnia, diseño gráfico y contabilidad; en otras palabras, son estas las profesiones que las empresas demandan en mayor medida, por lo tanto las posibilidades de acceder al programa de manera más rápida han incrementado para los profesionistas de las carreras antes mencionadas, lo cual no excluye a otras carreras para incluirse en el programa.

El portal ofrece también la oportunidad de, en caso de ser empresario, poder anexar tu empresa para brindar uno o más espacios a la juventud Hidalguense; destacable es, que el registro y todo lo que significaría papeleo para ser beneficiario de “Mi primer empleo”, puede ser realizado en forma totalmente digital, evitando gastos innecesarios de todo tipo, como la inversión de tiempo en trámites burocráticos e incluso dinero (pasajes por citar un ejemplo), aunado a esto, el programa cuenta ya con una aplicación oficial para las plataformas de Android y Apple.

Sin duda este proyecto era una de las grandes propuestas por parte del entonces candidato a gobernador Omar Fayad, dado que el desempleo en el Estado provocaba la migración de estudiantes recién graduados (fuga de cerebros), rumbo a otras entidades, mismas que les permitirían desempeñar lo estudiado entre 4 a 6 años de su vida académica, esta situación se ve en ascenso año tras año, por lo tanto la ejecución de este programa tiene grandes beneficios en pro de la juventud Hidalguense, pues ante las exigencias laborales de la actualidad, contar con una mayor experiencia, será contar con mejores oportunidades de vida. Sin embargo, es necesario pensar: qué ocurre con los beneficiarios de este programa que no son contratados y con aquellos que tampoco tienen acceso al mismo.

 

Comentarios

Comentarios