Dentro de los objetivos del milenio, el número cinco se avoca a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a las mujeres y las niñas. De ellos se han producido muchas acciones. Entre 2000 y 2015 se produjeron avances a nivel mundial con relación a la igualdad entre los géneros en diversos países. Estos han sido posibles, en gran medida a la igualdad de acceso a la enseñanza primaria. Sin embargo, las mujeres y las niñas siguen sufriendo la discriminación y la violencia en todos los lugares del mundo, en especial en nuestro país. Por ende, continúa siendo necesario el cumplimiento del objetivo de igualdad, ahora a través de la Agenda 2030. La igualdad entre los géneros no es sólo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo mejor, más próspero y sostenible.

Se debe entender que, si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas, en especial en aspectos básicos como el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando a las sociedades y todos se beneficiarán al mismo tiempo de este cambio. De ello nos habla Brenda Riva Palacio, pasen y lean.

Dr. Edgar Manuel Castillo Flores

Compilador de Youth Think

 

 

 

Una mirada a través de la juventud

Hombre = Mujer

Brenda Riva Palacio*

Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie

Emily Dickinson

 

El conocimiento es algo que nunca nadie nos podrá quitar, ya que es un tesoro que hemos guardado en nuestra mente y recuerdos a lo largo de los años, los libros leídos, las experiencias, la música que hemos escuchado, el cine que hemos visto, los sabores, los paisajes, las ciudades, los países, las culturas alrededor del mundo y la gente a la que amamos. Es nuestra llave para abrir puertas, así como para cerrarlas.

Como una joven apasionada por distintos temas, valoro el tener la oportunidad de poder estudiar, ya que no sólo lo hago por un título, o un papel, sino porque hoy entiendo que el conocimiento es la clave para expandir la mente hacia horizontes infinitos y con esto poder entender la realidad que nos rodea y por consiguiente lograr mejorarla y cambiarla.

A mis 20 años he vivido una época donde muchos cambios han surgido, tanto en mi país, como alrededor del mundo. Justamente la educación y desarrollo de la misma ha permitido que la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres se acorte, pero es claro que falta mucho más por lograr. En este artículo me enfocaré en los derechos político-electorales de las mujeres.

Desde 1953 que se reconoció el derecho de las mujeres de votar y ser votadas, comenzó una victoria de muchas por delante. El siguiente paso se dio con las cuotas de género, primero 30-70 % y después 40-60% en el 2008, se supone que cualquier género podía ocupar el 60% de las candidaturas, pero era obvia la situación. Ya en el año 2009, se logró poder evadir las cuotas de genero con las llamadas “juanitas” quienes eran removidas de los cargos públicos después de haber ganado para que el suplente ocupara el puesto, por lo que se tuvo que tomar cartas en el asunto, proponer y reformar la ley para que tanto los suplentes como candidatos fueran del mismo género, algo vergonzoso y lamentable a mi parecer fue tener que llegar a este tipo de acciones. Nuestra más reciente victoria ocurrió en 2014 cuando en el artículo 41 constitucional, se incluye el término de “paridad”, el cual tiene como finalidad la igualdad entre géneros. Todo esto se vio reflejado en la Ley de Partidos Políticos, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y las leyes electorales de las respetivas entidades.

Es claro que nos falta mucho por cambiar, tanto electoral como culturalmente, pero tengo fe, de que llegará el momento en el que no tengamos que hacer reformas como las mencionadas anteriormente para respetarnos entre nosotros, ya que estamos poniendo el género sobre las capacidades de cada persona, quiero que tengamos las mismas oportunidades con el simple hecho de tener conocimientos y habilidades aptas para cada puesto.

 

 

 

__________

*Brenda Riva Palacio es estudiante de la UAEH en la Licenciatura en Ciencia Política y Administración Pública. Obtuvo el Premio Estatal de la Juventud Hidalgo 2017 en Derechos Humanos.

 

 

Comentarios

Comentarios