La migración internacional, a través de los derechos de los migrantes mexicanos en Estados Unidos  fue uno de los temas más polémicos del último debate para la presidencia de México, llevado a cabo en la ciudad fronteriza de Tijuana hace apenas unas semanas. En esa ocasión los candidatos a la presidencia propusieron distintas medidas para mejorar la condición de nuestros connacionales en territorio norteamericano.  De ello nos habla Aldair Bautista, bienvenidos.

Dr. Edgar Manuel Castillo, compilador de Yout Think

Del otro lado del muro

Por Aldair Bautista Arteaga

Con la intención de dar a conocer sus propuestas, de informar a la ciudadanía sobre sus proyectos y concientizar el voto, el domingo 20 de mayo se llevó a cabo el segundo debate de los candidatos a la presidencia de la república, ahora sin la participación de la ex candidata por la vía independiente, Margarita Zavala, debido a su renuncia de la contienda electoral. Uno de los ejes temáticos del debate se enfocó en la migración, tópico de suma importancia para el interés nacional. Si bien, la política migratoria ha ido mejorando en las últimas décadas, es importante resaltar que en la actualidad la relación con Estados Unidos, el país que más migrantes mexicanos recibe, es un tanto ríspida.

De acuerdo con el estudio demográfico hecho por Pew Research Center con datos del 2016, en Estados Unidos viven 35 millones 758 mil mexicanos, de los cuales 11.6 millones nacieron en México, posicionándolos como el mayor grupo de hispanos. La condición de los migrantes mexicanos, fue de entrada, el eje temático del tercer bloque del debate, el cuál nunca terminó por ahondar en dicha materia; en cambio sí fue la relación de Estados Unidos y  Donald Trump lo que terminó acaparando la mayor parte del bloque por parte de los candidatos.

Por años, Tijuana ha sido un punto medular para la relación entre Estados Unidos y México, representando los aciertos y fracasos de la política migratoria, marcando la vida, la identidad y el futuro de las personas que buscan pasar del otro lado. Bajo ese tenor, los candidatos coincidieron en el aumento del salario mínimo; algunos más, algunos menos, a corto plazo y a largo plazo, con el fin de frenar el flujo migratorio de los mexicanos que buscan mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias.

Respecto a la protección de los migrantes en el exterior, Andrés Manuel López Obrador, candidato de MORENA, propuso que los 50 consulados que tiene México se conviertan en una especie de Procuraduría para la defensa de los derechos de los migrantes; Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente, propuso tener acceso a los servicios de salud, de educación y empleo para evitar que los mexicanos migren nuevamente a Estados Unidos. El candidato del PRI José Antonio Meade, sugirió la creación de empleo, instituciones de salud y créditos para que los mexicanos repatriados puedan incorporarse sin ningún problema a la vida social. Ricardo Anaya, abanderado del PAN, propuso duplicar el recurso a los consulados y a su vez que los migrantes tengan una efectiva representación legislativa en el Congreso de la Unión.

En lo que respecta al vínculo con el presidente Donald Trump, los candidatos mantuvieron propuestas abiertas al diálogo y la negociación con el mandatario de los Estados Unidos, siempre y cuando se respete la dignidad de todos los mexicanos sin descuidar el interés de la nación; todo ello con el fin de frenar las constantes agresiones de Trump, lo cual se ha vuelto un tema indiscutido en la agenda del gobierno mexicano.

Si bien es cierto que el tema de migración representa una problemática social, y que ahondar en dicho tópico resulta complejo ya que su análisis requiere del enfoque de diversas disciplinas científicas y la observación de un gran número de variables cualitativas y cuantitativas, parece ser que los candidatos a la presidencia no tienen el conocimiento suficiente en la materia, puesto que gran parte de sus propuestas carecen de fundamentos metódicos. Es claro que la empatía de las personas en situación de migrantes para con los candidatos, puede favorecer o perjudicar de forma importante al momento de la elección, todo ello depende, en gran medida, por quién se sientan mejor defendidos y mejor representados del otro lado del muro.

Foto: Eduardo Fierro

Comentarios

Comentarios