El Instituto Nacional Electoral (INE) es un organismo público autónomo encargado de organizar las elecciones en México, así como de instaurar, en coordinación con los organismos electorales de las entidades, las elecciones locales en los estados de la República y la Ciudad de México.

A partir de la reforma constitucional en materia política-electoral aprobada y publicada el 10 de febrero de 2014 en el D.O.F., el órgano electoral rediseña su estructura, de tal forma que su objetivo principal es homologar los estándares con los que se organizan los procesos electorales federales y locales, y así, garantizar altos niveles de calidad en nuestra democracia electoral. El aspecto más sobresaliente de la reforma es la transformación del Instituto Federal Electoral (IFE) en una autoridad de carácter nacional, para llamarse  Instituto Nacional Electoral (INE), sin embargo, el cambio no ha sido sustancial, por lo que pareciera que, desde que nació, financiar la democracia ha sido su inspiración.

Dr. Edgar Manuel Castillo Flores

Compilador de Youth Think  

 

 

EL COSTOSO PRECIO DE LA DEMOCRACIA.

Por: Aldair Bautista Arteaga*

¿Cuál es el presupuesto electoral más grande de la historia de México? 18 mil 226.4 millones de pesos, mismos que corresponden al monto aprobado por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral para los comicios de 2018, de ellos, ya se asegura, serán los más grandes de “la vida democrática” de México. Al saber esta cantidad me pregunto: ¿es necesario que dicha institución gaste en exceso? ¿A caso un mayor presupuesto hará que la gente vote más racionalmente? Aunque el INE trate de justificar cada centavo, así como yo, existe más de un ciudadano mexicano que se hace estas interrogantes.

Es verdad que las elecciones presidenciales del 2018 serán un fenómeno político-social que seguramente será objeto de estudio de muchos politólogos, sociólogos y demás estudiosos, todo esto debido al desempeño de la actual administración y lo acontecido en los últimos cinco años, por mencionar algunos ejemplos: el escándalo de la casa blanca, los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, entre otros temas que tuvieron un impacto a nivel nacional e internacional, y que difícilmente serán olvidados por la sociedad mexicana. Ahora, no sólo se tiene un presidente que ha ido perdiendo legitimidad debido a su actuar y omisión, sino que también ha manchado la imagen de su propio partido, y es que, desde la famosa “alternancia política” se ha tenido de todo, trayendo como consecuencia que gran parte de la sociedad manifieste su descontento respecto a las actuaciones del gobierno en sus tres órdenes.

En este sentido, es claro que el presupuesto más elevado de la historia no asegura que el proceso electoral adquiera credibilidad ante la visión social y que los partidos políticos actúen apegados a la ley; mucho menos garantiza que los ciudadanos participen activamente en la jornada electoral, a raíz de la creciente apatía política que existe en el país, sin embargo, una vez más, es responsabilidad del INE hacer cumplir la ley de forma adecuada y fomentar la participación ciudadana a través de nuevos mecanismos que permitan lograr un impacto positivo en el electorado.

Pero ¿Por qué se gastará más en las elecciones del 2018? La respuesta va encaminada en tres aspectos principales; uno tiene que ver con la redistritación electoral, la cual implicó mover de sede 42 juntas distritales. La segunda cuestión se debe al tipo de cambio monetario (dólares) para la compra de equipos de cómputo. Por último está la creación de 334 plazas en la unidad técnica de fiscalización.

El INE en sus diversas manifestaciones ha dejado en claro que es una institución que entiende la situación financiera del país, sin embargo no escatimó en su alta cantidad solicitada y en la próxima elección estará en juego su credibilidad y eficacia en el uso de los recursos. Además, la ciudadanía también deberá desempeñar un papel preponderante antes, durante y después de los comicios, haciendo valer su derecho al voto, exigiendo transparencia y rendición de cuentas tanto a los partidos políticos como al mismo INE. Mientras tanto, queda esperar el resultado de las elecciones y el papel que desempeñará este organismo, el cual también asegura que la calidad será la cualidad principal del proceso.

¿Será o no que esta gran suma de dinero finalmente ayude a la vida democrática del país?, júzguelo usted mismo.

 

 

 

__________

*Aldair Bautista Arteaga. Egresado de la Lic. Ciencias Políticas y Administración Pública, UAEH. Hombre benévolo y perspicaz. Amante del fútbol, la poesía y la naturaleza. Orgullosamente Garza.

 

Comentarios

Comentarios