Las elecciones de nuestro país que se configuran como una fecha histórica por los diversos cambios que se avecinan, ya están a una semana. Sea cual sea el resultado, al parecer estamos ante la respuesta ante la pregunta equivocada. El texto de nuestros colaboradores indaga un poco de ello.

Dr. Edgar Manuel Castillo, compilador de Yout Think

Por Eder Fuentes Montecillo

Seis de la mañana, suena el despertador, el clima hizo de las suyas la noche anterior, las cobijas pesan más de lo habitual, el frío es tan común que ahora pasa a segundo término. Echo un vistazo, el cielo luce nublado, las nubes pretenden no ceder a los rayos del sol, aún recostado me propongo encender la televisión, acto seguido busco el canal deportivo de mi preferencia, no puedo (ni quiero) perderme ningún resumen mundialista, esto sucede únicamente cada 4 años, cambio canal tras canal, pero… ¿y el mundial?, de pronto un flash llega a mi memoria, me levanto un tanto exaltado de la cama, pienso en ese momento “¡hay que apurarse!”, ¿qué me ha perturbado?, hoy primero de julio elegimos a nuestro presidente y este acontecimiento, sucede únicamente cada 6 años.

Primero de Julio, las elecciones presidenciales se harán presentes, no hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no llegue, tenemos ante nosotros múltiples opciones, ya los conocemos, hemos visto espectaculares, brigadas, encuestas, debates, pulseras, gorras, playeras, paraguas, bolsas, lonas, comerciales, incluso calendarios del mundial, bastante oportunos a la época por cierto.

Sin embargo, la reflexión individual provoca un par de conflictos, el primero de ellos evidentemente sería: ¿Por quién voy a votar?, la respuesta va más allá de la obviedad, determinar por quien quiero ser representado durante los próximos 6 años en el poder ejecutivo, no es tarea fácil, pero si buscas una respuesta real, seguramente la encuentres camino a las urnas, en la decisión de ejercer tu derecho bajo la obligación de un ciudadano responsable, no sentado en tu casa.

Aunado a lo anterior, el siguiente conflicto es: voto por él, pero ¿Tiene chances de ganar? Esta respuesta que recae en la subjetividad, no es más que un instrumento político estratégico, voto útil le llaman, pero la solución a tu pregunta recae en las candidaturas plurinominales que procuran un “equilibrio” dentro de las cámaras legislativas, porque aun cuando no haya ganado tu candidato, aportaras un granito de arena para el partido político que abandere aquel candidato, mismo que se proyecta como método de contra peso dentro la política y las políticas de nuestro país.

Tu participación, es cada día más importante, de la misma manera que un mundial ocurre cada 4 años y queremos disfrutarlo, la oportunidad de elegir a nuestro representante en el ejecutivo nos es otorgada cada 6, un ciudadano responsable construye un país democrático, hay que disfrutar el proceso electoral, al final para la selección mexicana de futbol no podemos patear el balón (mucho menos meter gol), pero para el país si podemos elegir nuestras “alineaciones”, esos individuos que deben tener (en su rubro), la calidad del “Chicharito” para enfrentar un conflicto nacional, la seguridad de Ochoa para contener la crisis o la inteligencia de Juan Carlos Osorio para resolver el partido.

Para finalizar, me gustaría agradecer a todas las personas que dedican un momento valioso de su vida para leer, no solo a mí, sino a todos mis compañeros; a veces las ideas no quieren fluir como deberían, hablo específicamente de mi persona, pero la responsabilidad y sobre todo el amor a las letras, son aquellos factores que influyen para que las ideas renazcan ante cualquier situación externa, mi agradecimiento es justamente porque cumplo medio año colaborando con este gran medio de comunicación, disfruto mucho escribir, expresarme, es totalmente un plus tener la oportunidad compartirlo.

Comentarios

Comentarios