La gala del MET y la influencia de la iglesia católica en la moda.

Como cada primer Lunes de Mayo el museo del MET se viste de gala para una noche épica, en donde la creme dela creme de la industria de la moda y un séquito de celebridades arriban a la red carpet en donde tu puedes ser lo que desees (Siempre y cuando acudas con el dresscode).

Pero lamento informarles que eso no es lo realmente importante.

Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination fue el tema para este año, el cual me llena de demasiada emoción, incluso hasta cierto morbo ocasionado por mi gusto hacia la moda y su conexión con la religión como referencia para la creación de una pieza de indumentaria que también incluye una importancia histórica como ninguna otra.

La túnica papal, accesorios de la Capilla Sixtina y piezas que van desde el siglo XX hasta el presente son algunas de las maravillas que incorporan la exhibición. John Galliano, Alexander McQueen, Mugler, Versace, Riccardo Tisci y un sin fin de diseñadores que fueron elegidos en su mayoría se criaron bajo la tradición católica romana, aunque algunos de ellos en la actualidad no practican el catolicismo pero han reconocido la influencia de ello sobre sus creaciones y su imaginación (El uso de la cruz, símbolos, coronas de todo tipo y elementos que indican su relación con la religión).

¿Hay una base para esto? Si, y las declaraciones por las cuales el MET decidió abordar este polémico tema son demasiado sorprendentes. En el año 2015, la revista Newsweek decidió poner sobre uno de sus titulares al papa Benedicto XVI, afirmando: “Puede que nunca esté en la lista de la lista de los mejores vestidos, pero el papa no es más que un icono de moda religiosa, montado en el papamóvil, con mocasines rojos de Prada bajo su sotana y tonos Gucci”. Dos años después y a causa de eso, el papa fue colocado en la lista de los mejores vestidos al catalogar su calzado como el must have del año 2007, una historia que pudo llevó a un discutir lo que provoca la importancia de la vestimenta de la Iglesia Católica Romana y el papel que desempeña como una de las referencias más grandes que ha usado la moda desde su creación.

Heavenly Bodies, una exhibición que aleja mucho el sabor de boca que a veces deja la moda a causa del concepto de superficialidad que causa en algunas personas.

Un homenaje a la fusión de dos de los temas que más provocan al mundo.

 

Ps. Rihanna en Maison Margiela es todo en esta vida.

Comentarios

Comentarios