Las canciones:

Honey – Robyn

Robyn es el nombre artístico de Robin Miriam Carlsson, una compositora y productora sueca. Debutó en 1995 pero no que fue sino hasta 10 años después, cuando grabó su cuarto álbum, que se le conoció ya propiamente fuera de Suecia. Después de ahí, se volvió una de las mujeres más influyentes del pop europeo. Honey es el segundo sencillo de lo que será su nuevo álbum. Después de un pequeño bache en su carrera y de 8 años sin grabar un álbum, regresa con una muy buena canción, un pop pegajoso y bailable.

 

Make Believe – Kero Kero Bonito

Kero Kero Bonito es un trío inglés que está integrado por la vocalista Sarah Midori Perry y dos productores, Gus Lobban y Jamie Bulled. La banda tiene la peculiaridad de cantar tanto en inglés como en japonés, Sarah Midori tiene ascendencia japonesa y tanto Gus Lobban como Jamie Bulled tienen afición por el J-pop y el rap japonés. Time ´n´ Place es el segundo álbum de la banda y acaban de darlo a conocer a principios de octubre, en él viene Make Believe, una canción que en algún momento sorprende por cómo están combinadas sus guitarras en una canción tan pop o tan J-pop.

 

Come Back Kid – Sharon Van Etten

Sharon Van Etten regresa en este 2018 después de 4 años. Al anunciar su nuevo álbum el cual llevará por nombre Remind Me Tomorrow y saldrá en enero de 2019, escribió: “Muchas gracias por su apoyo. A lo largo de estos cuatro años he ido a la universidad, he tenido un bebé y me he estrenado como actriz. Ah, también he llegado a grabar un disco”. Sharon regresa de buen humor y cargada de energía y eso se nota en Come Back Kid, el primer sencillo del nuevo álbum. La canción es energética (inicia con una batería potente), nada parecido a lo que había mostrado antes, tiene mucho sintetizador pero no deja de ser rockera.

 

El álbum

The Blue Hours – Suede

Suede puede ser visto hoy por las nuevas generaciones como algo del pasado, eso en caso de que les sea conocido. Hace 25 años este monstruo de banda daba a conocer su primer álbum. Era una época dominada por el grunge, no se sabía exactamente a qué sonaban pero era un sonido pop muy británico. Ellos todavía no lo sabían pero más adelante serían uno de los precursores de un movimiento que terminaría siendo conocido como Britpop y su álbum debut, llamado Suede, terminaría convirtiéndose en el álbum debut más vendido en la historia de la música británica. Pero Suede nunca se caracterizó por ser muy estable, entre la partida de un miembro clave de la banda y los excesos, en 2003 parecía que la historia de Suede terminaba. Pero no, para alegría de los que disfrutamos su música, en 2013 regresaron y hasta la fecha nos han regalado tres buenos álbumes. Álbumes que si bien conservan el sonido de Suede, son álbumes mucho más maduros y con una visión del mundo ya no tan entusiasta. De esos tres últimos álbumes que han grabado desde su regreso, The Blue Hours es el que más emociona. De entrada prescindieron de Ed Buller, un productor que trabajó con la banda desde los 90 y contrataron a Alan Moulder, un productor que es conocido por sus trabajos con Nine Inch Nails y My Bloody Valentine, eso se nota, de entrada, en el sonido de las guitarras. The Blue Hours es un álbum oscuro que bien podría ser soundtrack de una película de terror. Está nutrido de cuerdas siniestras y coros operísticos. Canciones que no hay que perderse: Wastelands, por venir precedida de una canción oscura. Cuando inicia uno ve la luz, arpegios, unas agradables armonías y un buen gancho, el sonido clásico de Suede. Cold Hands por ser un rock clásico, con sus buenos requintos, sus puentes y su coro. Flytipping por ser la joya de la corona. Es una balada tremendamente bien hecha, en ella hay drama y un final de sensación en donde sobresalen las guitarras shoegaze. Hay Suede para todavía un rato y eso es bueno para la música.

La playlist:

 

 

Comentarios

Comentarios