Las canciones: 

Heart Strings – Oh Wonder 

Oh Wonder es un duo de indie pop radicado en Londres, conformado por Josephine Vander Gucht y Anthony West. “Heart String” forma parte de su segundo álbum llamado “Ultralife” el cual fue compuesto durante una gira por festivales durante el 2016. Ésta es una muy buena canción pop que, en palabras de la misma banda, fue compuesta en Nueva York después de escuchar mucho a Frank Ocean. Si bien es una canción muy pegajosa, la letra está llena de nostalgia y arrepentimiento: “Como dos satélites en órbitas separadas / como una vida tranquila que es distorsionada lentamente / estaba solitariamente enamorado / creo que nunca fui suficiente”.  

 

Bluebirds Over The Mountain – Robert Plant 

El legendario Robert Plant nos presenta en este 2017 su nuevo álbum “Carry Fire” y en él aparece “Bluebirds Over The Mountain”, una canción con una instrumentación de grandes ligas. Plant en esta ocasión toma una canción de Ersel Hickey, un músico de rockabilly, compuesta en 1958 (la canción fue grabada también por Richie Valens aunque la versión más conocida es la que hizo The Beach Boys a finales de los años 60) y le dio un giro tremendo al grado de hacer que lo viejo parezca nuevo. A eso hay que sumarle lo bien que se acoplan la voces de Robert Plant y Chrissie Hynde, con quien hace un dueto. Es la única pieza del álbum que no es original pero el arreglo folk-blues-psicodelia-música del mundo es algo que no hay que perderse. 

 

Up All Night – Beck 

“Up All Night” es el track número ocho de “Colors”. Ésta es una canción pop muy funky en la cual uno encuentra, además de los instrumentos habituales como la guitarra, el bajo, la batería, sintetizadores y piano, una serie de violines, chello, un melotrón e instrumentos de percusiones poco comunes en una canción pop como la marimba y el glockenspiel. Diversión asegurada al oído si uno decide ponerse a buscar los instrumentos para tratar de identificarlos. La música está llena de energía y tiene esa extravagancia que caracteriza a la música de Beck. “Up All Night” es fiesta pura.  

 

El álbum: 

Sleep Well Beast – The National 

Una banda está en su mejor momento cuando puede sacar grandes álbumes uno tras otro y The National lo está. Superar “Trouble Will Find Me”, su álbum anterior, no era para nada tarea sencilla y parece que lo consiguieron (como dato, con este nuevo álbum es la primera vez en la carrera de la banda que alcanzan un primer lugar en las listas de popularidad en el Reino Unido). “Sleep Well Beast” te mantiene atento desde la primera canción, la gama de sonidos es mucho más amplia que en el álbum anterior. Esta vez tomaron ese sonido que identifica tanto a The National para, sin perderlo, jugar más con las cajas de ritmo, con los sintetizadores, con una sección de cuerdas y con baterías y riffs de guitarra más frenéticos. Lo elegante y melancólico de The National ahí está pero arropado de forma distinta y el resultado es fascinante. Es eso sí, es un álbum que se debe de escuchar con calma para comprenderlo porque si bien en el álbum hay una fuerte carga política en realidad no es el mensaje principal. Desde mi perspectiva, es las consecuencias que tiene para un matrimonio o una pareja estable vivir en un entorno políticamente desagradable. Canciones que no se deben perder: “Day I Die”, una canción realmente hermosa y que se sale de los estándares de The National por su ritmo acelerado e intenso o “The System Only Dreams In Total Darkness” en donde vamos a encontrar uno de los pocos requintos de guitarra (si no es que el único) que se le conocen a la banda o “Turtleneck” que es otra de esas canciones que uno pensaría que nunca iba a escuchar con The National ya que es rock intenso o “Guilty Party” por su piano, su ritmo sincopado y su letra triste.  

 

La playlist:  

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios