One More Love Song-Mac Demarco 

Mac Demarco es un músico multi-instrumentista y compositor canadiense que acaba de sacar “This Old Dog”, su tercer álbum de estudio. “One More Love Song” viene en este nuevo álbum y es una balada cargada de buenas melodías, un gran uso de las guitarras y un hermoso piano. La canción tiene algo de blues e incluso muestra un lado funky. Es una canción con letra sombría y algo desesperanzadora que plasma el hecho de que enamorarse y luego desenamorarse cuando la relación termina es algo cíclico y repetitivo: “Es un nuevo amor más para romper tu corazón / prepáralo para verlo desmoronarse”.

Common Sense-J HUS

“Common Sense” es el tercer sencillo del álbum debut del rapero inglés de ascendencia gambiana Momodou Jallow, mejor conocido como J HUS. Me Llamó la atención la canción porque no tiene esas cosas por las que normalmente huyo del rap, que son principalmente monotonía en el uso de instrumentos, en la ejecución de su base rítmica y en la melodía. La canción está llena de vida, los arreglos de órgano son muy buenos y se combinan con piano para más tarde presentarnos un genial arreglo de trompeta a cargo de Mark Crown de Rudimental. La base rítmica es compleja, el bajo “canta”, la batería hace cortes, remates y ambos juegan a detenerse para continuar juntos con una gran cadencia. Así sí, rap.

Call The Police-LCD Soundsystem 

LCD Soundsystem pronto presentará nuevo álbum, el primero en siete años, y nos muestra de adelanto “Call The Police” donde LCD Soundsystem se ha puesto político, eso sí, pero donde también se ha puesto bailable. Esta canción recuerda a “All My Friends” y seguramente sumará a los buenos momentos que regala la banda en sus presentaciones en vivo. Hay un buen ritmo, hay guitarras con distorsión y buenos arpegios, hay sintetizadores que crean una gran variedad de sonidos y la inconfundible voz de James Murphy y su micrófono. Si las demás canciones del álbum vienen a un nivel similar al de “Call The Police” estaremos hablando de un muy buen regreso al estudio.

 

El álbum:  

Slowdive-Slowdive 

Slowdive es de esos casos interesantes en la historia del rock. A finales de la década de los ochenta en el Reino Unido inicia el shoegaze, un subgénero del rock alternativo que se caracterizaba por crear una atmósfera melancólica gracias al uso de guitarras distorsionadas, del uso del reverb, del flanger, del chorus y otros efectos. Las letras también iban cargadas de melancolía e iban acompañadas por una voz apenas perceptible. Debido al intenso uso de efectos (y otro poco a lo introvertidos), los guitarristas normalmente mantenían sus ojos en las pedaleras, de ahí el nombre de “mirada al zapato” que se ganó el subgénero. Slowdive fue precisamente uno de los precursores del shoegaze, que en realidad tuvo pocos años de auge. Es aquí en donde viene la parte interesante del asunto, Slowdive veintiséis años después de grabar su primer álbum, con sólo tres álbumes grabados (todos en el Siglo XX) y veintidós años después de no componer nada regresa en este 2017 con un álbum tan bueno que ha vuelto a hacernos escuchar ese sonido que se escuchó con intensidad a principios de los noventa de una forma fresca y actual. “Slowdive” tiene todo lo bueno que tenía el shoegaze del siglo pasado pero traído a éste de una forma magistral. En eso radica el gran mérito, no es un sonido viejo, es un sonido viejo vuelto nuevo. No se pierdan la intención pop de “Star Roving”, el gran juego de voces y guitarras de “Everyone Knows” y la melancolía de “No Longer Making Time”.

 

La playlist: 

 

Comentarios

Comentarios