Las canciones: 

It´s Not Just Me-Let´s Eat Grandma 

Let’s Eat Grandma es un dúo inglés formado por Rosa Walton y Jenny Hollingworth, ellas se conocieron desde el primer año de primaria en su natal Norwich. Empezaron a jugar a hacer música a los trece años y en el 2016, a sus diecisiete años, sacaron “I, Gemini” su primer álbum. Son unas chicas que hacen buen pop, “It’s Just Me” es el tercer sencillo de lo que será su segundo álbum de estudio. La canción está llena de vida, es un pop bailable, pegajoso, con partes melódicas muy interesantes. La canción tiene una buena letra, ¿el tema? Están en la adolescencia, creo que no será difícil de adivinar. 

 

Pynk-Janelle Monáe 

“Pynk” es el tercer sencillo de lo que será “Dirty Computer”, el cuarto álbum de la artista norteamericana Janelle Monáe el cual saldrá a finales de abril. La canción tiene un ritmo que mezcla el R&B con el pop y es una canción que seguramente se volverá muy querida entre las mujeres ya que busca mandar un mensaje de empoderamiento femenino. Es una canción en donde el color no refiere precisamente al color rosa sino es una canción que refiere al sexo y en donde se juega con el doble uso de la palabra (pink es un eufemismo para la vagina). La canción tiene la colaboración de Grimes y unas guitarras distorsionadas de sensación en el coro.  

 

Country Sleaze-Goat Girl 

Goat Girl son una banda de cuatro chicas que están haciendo mucho ruido, literal, en la escena indie inglesa gracias a su música, a sus letras contestatarias y a sus críticas políticas, especialmente al Brexit. “Country Sleaze” ya había sido lanzada como sencillo en el 2016, año en que firman para la disquera Rough Trade, pero no fue sino hasta este año que formalmente aparece como parte de “Goat Girl”, su primer álbum. La canción tiene algo de post punk pero también algo de ese rock alternativo de inicios de los noventa, de hecho las guitarras recuerdan a Pixies. Aquí hay crítica política y buena música. 

 

El álbum: 

 The Louder I Call, The Faster It Runs-Wye Oak 

Wye Oak, el dúo estadounidense de indie rock lanza en este 2018 su sexto álbum de estudio. “The Lauder I Call, The Faster It Runs” es un álbum en verdad creativo, en él conviven el indie, el rock, el folk y el synth pop, es un álbum lleno de buenos sonidos que son acompañados de una extraordinaria y dulce voz la cual llega, en momentos, a alcanzar unos sorprendentes tonos agudos. El trabajo de producción es muy interesante ya que a pesar de la amplia gama de sonidos que salen de los sintetizadores y guitarras, las canciones tienen un ambiente limpio y eso ayuda a descubrir los sutiles pero importantes detalles que hacen de este álbum algo especial. Canciones que no hay que perderse: “The Instrument, con su inicio de batería frenética y sus sintetizadores con pitch; la canción que le da nombre al álbum, “The Lauder I Call, The Faster It Runs”, por su batería sincopada y la forma en que usan los sintetizadores para crear un ritmo cadencioso; “It Was No Natural”, por su mezcla de sonido electrónico y batería acústica y la gran voz de Jenn Wasner y Symmetry, por sus momentos de pop agresivo y sus guitarras distorsionadas.  

La playlist:

Comentarios

Comentarios