Las canciones:  

All The While – Hand Habits  

Hand Habits es el proyecto de Meg Duffy, una neoyorquina multi-instrumentista. Durante un par de años formó parte de Mega Bog y acompañó de gira a Kevin Morby como guitarrista hasta que se dedicó a grabar “Wildly Idle”, su álbum debut. El primer sencillo, “All The While”, es una canción donde se mezcla la dulce voz de Meg con una preciosa guitarra que va del acompañamiento al slide de gran forma. Kevin Morbi se expresa así sobre la música de Hand Habits: “Golpea suavemente, como agua caliente, y antes de que lo sepas está en todo tu alrededor”.

 

Look At The Sun – Lowly 

Lowly es una banda de noise-pop originaria de Aarhus, Dinamarca. “Look At The Sun” forma parte de su álbum debut y es una canción con un toque funk. La base rítmica se disfruta, en especial lo que hace su baterista Steffen Lundtoft, quien acompaña con síncopas la canción. Aquí hay buenas melodías que acompañan a una voz femenina que corre a cargo de Nanna Schannong. Todo parece normal en la canción, hasta que aparecen inesperados arreglos de teclado. Después de ahí hay piano y la canción se vuelve un bonito caos de sonidos.

 

Shame – King Woman 

Shame es una de las canciones que vienen en el nuevo álbum de King Woman, una banda de doom-rock de San Francisco. “Shame” es hipnótica gracias a la voz de Kristina Esfandiari. A pesar de que el género es metalero esta canción tiene mucho de shoegaze en las guitarras, la combinación llega a ser muy buena. Durante los pocos tres minutos y medio que dura la canción se siente una pesada tragedia. Tenía tiempo que una canción de metal no me llamaba la atención de esta manera.

 

El Álbum: 

Syd-Fin 

Syd es Sydney Bennett, una chica de Los Ángeles que canta, compone, produce, hace ingeniería de audio y es Dj en sus tiempos libres. Incluso tiene ya un Grammy con su anterior banda The Internet. Todo esto con tan sólo 24 años. Fin es un delicioso álbum de R&B con algo de soul y hip hop que fue producido por MeLo-X y Hit-Boy. La voz de Syd se escucha fresca y en muchos momentos sensual, lo sabe y en algún momento suelta “Te diría que soy la más grande, pero eso ya lo sabías”, de forma que no suena a pretensión sino a realidad. La producción del álbum y la ejecución de las canciones son impecables, no hizo falta llenar sus melodías con una gran cantidad de sonidos e instrumentos para darles vida, un buen ejemplo de que poco hace mucho. Entre los tracks destacados está “All About Me” en donde se escucha a Syd casi recitando, “Drown In It”, que regala un minuto de una voz exquisita casi a capella para dejar correr el álbum y seguir con “Body” una canción que tiene realmente un ritmo impresionante, súbanle aquí y sentirán un golpe de calma.

La playlist: 

Comentarios

Comentarios