En un mundo donde las noticias falsas en Internet se han vuelto algo cotidiano, la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Centro de Ingeniería Avanzada de la Facultad de Ingeniería de la UNAM y la agencia DDB México, lanzan la herramienta #Verificador que permite a los usuarios de Twitter confirmar el contenido de las noticias que circulan en medios de comunicación en línea.

Acerca de Verificador

Gracias a las redes sociales, todos nos hemos convertido en reporteros, especialmente a través de Twitter , donde la información viaja rápidamente y la realidad puede ser manipulada, haciendo de la circulación de noticias falsas algo común. Esto se vuelve aún más relevante, puesto que Twitter es una red social pública, a diferencia de otras plataformas sociales. El #Verificador es una herramienta desarrollada tecnológicamente por el Centro de Ingeniería Avanzada de la UNAM, con la autoría intelectual de la agencia DDB México, cuya utilidad reside en confirmar la existencia de una noticia usando un hashtag y así, generar tráfico al contenido verificado. Lo único que tiene que hacer el usuario es escribir un tweet y agregar al final del mismo, este hashtag. Si #Verificador encuentra la información solicitada, esta herramienta devolverá al usuario la liga al sitio web donde aparece la nota. Si no se encuentra dicha información, se mostrará la leyenda “No Verificado”.

Todos los medios de comunicación pueden usar esta herramienta. Verificador aparecerá como #VerificaTelevisa #VerificaUniversal #VerificaReforma #VerificaLaRazon  #VerificaMilenio #VerificaJornada (quienes ya han confiado en este hashtag y lo están usando) #VerificaFinanciero #VerificaEconomista etc. De este modo, los usuarios de Twitter podrán confirmar si la noticia que buscan se ha publicado en cada uno de estos medios.

La innovación reside en que #Verificador entrega información confirmada al usuario sin complicaciones. Puede utilizarse para investigar en Twitter para buscar noticias o bien, para publicarlas. El objetivo principal es promover el consumo de información fidedigna que, una vez cotejada, se difunde de manera responsable ya que proporciona a los usuarios una herramienta eficaz para ejercer su derecho a estar informados con un contenido veraz, sin tener que realizar largas búsquedas en Internet. Asimismo, favorece la lectura de noticias completas y no solo titulares, práctica común en los medios de comunicación en línea, que en muchas ocasiones da forma a la opinión pública.