La Filosofía es el arte de formar,

de inventar de fabricar conceptos

Deleuze, y Guattari.

 

No es labor sencilla, ser un intérprete o comentador de la obra de Deleuze y Guattari. El estudio profundo del pensamiento de ambos filósofos implica demasiado tiempo, demasiada relectura, y demasiada intertextualidad por la estructura laberíntica de sus textos. Vaya, por el alto vuelo del pensamiento. No obstante, Deleuze y Guattari, en la obra “¿Qué es Filosofía?” no estarían de acuerdo con ello.

Deleuze y Guattari nos invitaron a no citar, escudriñar, analizar, e interpretar su pensamiento. La Filosofía, desde esta perspectiva va encaminada a la creación conceptual, no a la repetición de los conceptos anteriores, ni tampoco a su superación. Aseveraciones, sin duda, que implican pensar al margen de la historia, pensar sin el obstáculo de la experiencia previa (Bachelard), buscar enunciados creativos (Foucault).

Ahora bien, por lo general, los parámetros de la Filosofía “normal” (analítica) propagan la costumbre de buscar el argumento, la refutación o la cita textual. Existe un temor a equivocarnos o a interpretar inadecuadamente un discurso. Se aspira a leer de la “mejor” manera posible, para no caer en el error o en la contradicción, cuando se sabe que desde Hegel son momentos necesarios para el pensamiento.

Visto así, la creación conceptual se reprime por la argumentación histórica, y navegamos de personaje conceptual en personaje conceptual: deleuzianos, heideggerianos, niezscheanos, etc. etc. Luego, entonces, todos somos comentadores. Y peor aún: comentadores de filósofos europeos, en la mayoría de los casos.

En consecuencia, hace falta indagar en qué momento o bajo qué circunstancias, nos atenemos a la memoria filosófica y en qué parámetros nos salimos de ella. Además, es importante erradicar el miedo al pensar, y crear las condiciones necesarias para parir nuestra propia matriz conceptual, sin pedir permiso a la legislatura del pensamiento eurocentrista.

Al final, así pues la pregunta: “Tal vez no se pueda plantear la pregunta ¿Qué es Filosofía? hasta tarde, cuando llegan la vejez y la hora de hablar concretamente. De hecho, la bibliografía es muy escasa”.

Comentarios

Comentarios