En dos textos anteriores escribí unas notas sobre la pintura mural y el grafiti. En esta ocasión haré una breve lista de obras sobre muros que forman parte del arte contemporáneo sin seguir la tradición del muralismo. Mientras los grafiteros pintan tags con sus seudónimos para marcar territorio y los muralistas pintan nopales y dioses aztecas, otro tipo de arte se hace sobre las paredes y sobre la vida misma.
La verticalidad del muro me remite a Kandinsky cuando, en su texto «Punto y línea sobre el plano», dice que líneas verticales significan vida y las líneas horizontales significan muerte. Entonces vienen a mi mente las antiguas pinturas murales de Pompeya, las cuales fueron cubiertas por las cenizas del Vesubio. El muro vertical y las escenas eróticas representadas en él me remiten a la vida, sin embargo, el drástico final de esta ciudad siempre estará enlazado en mis recuerdos con la muerte y con las figuras humanas petrificadas sobre el piso de Pompeya.
En el arte reciente existe otro muro de Teresa Margolles que ejerce la misma tensión entre la vida, la muerte y la tragedia. Fue perforado por una serie de puntos que también me remiten al pintor ruso Kandinsky. En una imagen el punto es el mínimo elemento rítmico producido por el choque de un instrumento sobre una superficie o plano. En este caso, el plano vertical de ladrillos fue punteado por una ráfaga de balazos. Margolles recuperó este muro baleado y lo llevó al interior de un museo.

Teresa Margolles, Muro baleado. Imagen tomada de www.saps-latallera.org

Teresa Margolles, Muro baleado. Imagen tomada de www.saps-latallera.org

https://dramaturgiados.files.wordpress.com/2013/04/kandinsky-01.jpg

https://dramaturgiados.files.wordpress.com/2013/04/kandinsky-01.jpg

Si pensamos que los únicos instrumentos para generar puntos sobre una superficie son los lápices y los pinceles, estamos fritos. Afortunadamente no todos los artistas en general y los pintores en particular piensan así. En este sentido quiero citar la intervención arquitectónica que hizo Enrique Jezik sobre los muros de la galería Confort Moderne en París en el año 2002. Para esta pieza el autor incrustó 154 cartuchos calibre 12 con una escopeta.

http://www.enriquejezik.com/sitejezik/obras/02_154cartuchos/02_154cartuchos.htm

http://www.enriquejezik.com/sitejezik/obras/02_154cartuchos/02_154cartuchos.htm

Lo que quiero decir con estos ejemplos es que no sólo la pintura figurativa genera significados, sino que los signos y las señales están en todas partes, nos rodean. Si volteamos alrededor observaremos que estamos rodeados de líneas y puntos, pero es importante señalar que no todos significan lo mismo. No es igual hacer un punto sobre un plano con un pincel que con un rifle.
Si hacemos a un lado los pinceles y las latas de aerosol, reconoceremos que existen acciones más transgresoras sobre un plano o muro en el campo del arte. Recordemos el proyecto de Michael Asher para la Plate Copley Gallery en 1974, en donde retiró el muro (o plano) que dividía la oficina del galerista del espacio expositivo. Así, cuando un visitante entraba a la galería, se encontraba cara a cara con el galerista.

Michael Asher, Plate Copley Gallery, 1974. Tomada de https://www.studyblue.com/notes/note/n/final/deck/11073414

Michael Asher, Plate Copley Gallery, 1974. Tomada de https://www.studyblue.com/notes/note/n/final/deck/11073414

Otra obra elaborada directamente sobre un muro que me parece importante mencionar es Timekeeper de Pierre Huyghe, en 1999, en la secesión de Viena, cuando con una lijadora talló directamente las capas de pintura sobre la pared revelando los colores de antiguas exhibiciones, dando como resultado una pintura mural hecha con anillos de color. Esta pieza era una especie de arqueología del museo, las capas de color podrían haber sido leídas e interpretadas como se estudian las diversas capas de minerales en una montaña. El tiempo se acumula en todas partes, incluso en las galerías, las cuales simulan vivir en un eterno presente.

Pierre Huyghe, Timekeeper, mural hecho con las sucesivas capas de pintura de exhibiciones pasadas en 1999. Imagen tomada de http://www.looklateral.com/product/mixed-media/enrico-david-untitled

Pierre Huyghe, Timekeeper, mural hecho con las sucesivas capas de pintura de exhibiciones pasadas en 1999. Imagen tomada de http://www.looklateral.com/product/mixed-media/enrico-david-untitled

No sólo lo grandilocuente, narrativo, pedagógico, grandote, colorido, pintoresco, decorativo, populista y nacionalista es muralismo. Ampliemos nuestras consciencias, ya es tiempo. Vamos a lijar los muros de Diego Rivera para comprender lo que hay detrás.

Imagen de portada obtenida en i.ytimg.com/vi/wp-admin/post-new.php

Comentarios

Comentarios