“La mala publicidad no existe” reza un viejo y conocido refrán. Es mejor que hablen de tu empresa o de tu marca, no importa que sea mal, pero que hablen. Ésta es una estrategia efectiva, de posicionamiento conformista, pero efectiva. La creatividad del mexicano es infinita y obviamente tenemos dignos representantes tuzos haciendo de las suyas en la publicidad de sus negocios, publicidad que parece muy mala, o genial, dependiendo del ángulo en que se mire.

Diapositiva1

Bidrioz

“Lo escribimos mal pero los colocamos bien”, fue un ejemplo que se quedó grabado en mi  subconsciente desde las primeras clases de Lectura y redacción en Prepa 3, cuando el maestro lo citó como un pésimo ejemplo de redacción y tiempo después encontré el famoso letrero en el local sobre Avenida Revolución. Quien lo hizo es un genio y merece ser un copy galardonado.

Diapositiva2

EDO

Si Hush Puppies y Ferrioni utilizan a un perro en su logo ¿Por qué no puedo poner  a mi mascota en el  logo de mi tienda de vinos y licores? EDO (¿Qué significa?) es la clase de tienda con nombre y logo místico a la que vas cuando tienes una fiesta casera y ofrecen mejores precios que en “Oxxo”, ya sabes, vasos, hielos gratis, promociones y aceptan todas las tarjetas de crédito, sí, también American Express.

Diapositiva3

Colegio Londres

«Magia en tu educación». La imagen dice más que mil  palabras. Resulta una muy mala decisión para un colegio con tanta experiencia llevar su publicidad al más puro estilo venom marketing, al estilo de la Universidad de Insurgentes, quienes  se recuerdan por haber realizado joyas del mal gusto para enmarcar.

public

Chuckychelas

Cuando un bar apela a un personaje de una película de terror de los años 80´s, se crea un vínculo con un consumidor y define el target, además de kitch, tiene lo mejor de dos mundos dantescos en una palabra combinada: el diabólico muñeco Chucky y la deliciosa cerveza. Nunca las he probado pero quiero ir pronto.

Diapositiva5

Peluquería

Entró así, salió así. Publicidad demostrativa ejemplificada,  aunque sea abstracta o literal, funciona.  No tenemos palabras para describir tan magnánima obra.

 

Comentarios

Comentarios