La poesía se ejerce desde la materia prima del lenguaje, desde ahí crear una gran constelación: proyectos galaxia donde las derivaciones poéticas van por la construcción total de un proyecto de escrituras múltiples: textuales, visuales, sonoras, corporales. Poema permutado, reconstituido, asistido, transcreado, poema perturbado. Poema vivo en voz del autor, poema vivo expandiéndose en continentes al tacto, al ojo, multiperceptual. Parvada/enjambre poético donde un verso puede tocar, ser/materializarse en varios objetivos en un mismo tiempo espacio de pisos y niveles radiales, de plataformas varias gracias a la tecnología, lo digital, las redes. Posibilidad de descentralizar, no seguir ningún patrón establecido y convertirse en una aguda arma: un poema que llega a miles de personas.

La atomización de espacios en las redes han abierto múltiples canales para que la creación se deslinde de la regulación y la censura que suponen los estados autoritarios y/o las modas del mercado cultural y literario (otro sistema también totalitario). La poesía se ha servido de estos medios también. Hay apropiaciones y simulaciones: simbiosis de lenguajes. Prácticas contemporáneas donde lo literario se resemantiza por las posibilidades de los discursos transversales, poesía y medios, poesía y tecnología, poesía en continua expansión en contacto con otros lenguajes y prácticas, en plataformas que van de lo virtual y su distribución casi viral hasta lo escénico. Discursos polivalentes y multiplicación de niveles de lectura. “Complejas simultaneidades líricas”. Deconstrucción-reestructuración del discurso poético donde la colisión de lenguajes dispara múltiples significaciones.             También hay un compromiso del autor con el proceso completo de la escritura hasta llegar al continente de esa escritura y su distribución. El libro entonces se abre como espacio trasvasado por la diversidad semántica detonando polivalencia discursiva y sensorial. “Todo lo que existe son estructuras. Todo lo que sucede son metáforas. Toda metáfora es el punto de encuentro de dos estructuras.”, decía el artista y escritor Ulises Carrión. Conjunción entre experiencias vital e intelectual. Mapa poético que accede a otros canales o tramas del mundo.

Poemas que dejan de ser entidades enclavadas en puntos específicos para ser entidades especulativas, espacios de especulación creativa que movilizan los métodos de lectura a los que estábamos acostumbrados. Si hay métodos de lectura es porque la escritura no ha entendido que los tiempos del mundo son otros, que hay que romper la linealidad y establecer coordenadas simultáneas de percepción. Lenguaje que abre la piel y se cuela por la nariz, por el esternón, que se escurre por el tímpano e inocula a la sangre de ideas, emocionalidades y cuestionamientos. Poema ayahuasca-peyote-lsd. Poema de intersticios y planos paralelos. Poema plurisensorial y polivalente que abre sus tentáculos a todos los medios, formatos, plataformas y continentes.

Cuando una idea irradia y se conecta con otros construye posibilidades, hechos y efectos. La poesía hoy día tiene un movimiento de enjambre y atomización. Si la poesía había sido destinada a un espacio apartado, fuera de los reflectores de las primeras planas de (olvídese los diarios) la sección de cultura, los poetas han encontrado en el supra-espacio o subterráneo mundo virtual una geografía ideal para explorar las conexiones. La poesía viaja a velocidad veloz, los poetas nos (re) conocemos, escuchamos poesía en voz de sus autores, damos lecturas en tiempo real. “Lectura de poesía en Brasil que se ve en cualquier parte del mundo, con discusión final por chat incluida”. Los lectores dejan de ser anónimos y te lanzan preguntas fulminantes por la vía digital o te interceptan en los chats. Intercambio de lenguajes, estéticas, cruce de idiomas e identidades.

La democratización de los flujos poéticos no sólo queda, importante acotarlo, en lo virtual. Estas redes confluyen y muchas de las veces se materializan en libros, antologías, encuentros de poesía, amistades que duran décadas. La nueva epistolar es digital e inmediata (¿quién dará cuenta de ello?); una idea poética va y viene, se desdibuja, encuentra un nuevo cauce y termina en un libro o bien en una acción poética que será grabada y subida al YouTube. Cada punto de conexión de los poetas que he leído y conocido gracias al Internet son un gran enjambre conectándose, moviéndose y la fuerza del lenguaje, su potencia, no se somete a las encuestas que dicen que cada vez se lee menos.

Swarming poético que ha generado una voz polifónica (el verdadero sonido de nuestra generación) donde no hay límites ni fronteras. Y sí acciones que movilizan y resisten. El mundo ha dejado de ser infinito pero no para ser más breve. El mundo ahora: entidad atravesada por miles de súper cuerdas que hacen otros puntos de intersección en las líneas de las redes. Poesía/conjunto de signos y estructuras, generadora de un tramado que destruye patrones, esquemas. Lenguaje-arte-acción-droga expansiva en los flujos de un espacio abierto donde la palabra es enclave especulativo y expansión. Pura expansión del signo. Irradiación. Lenguaje de irradiación en Proyectos Galaxia que hacen estallar al mundo.

 

Imagen obtenida de aquí

Comentarios

Comentarios