Después de que ha pasado la euforia del puente patrio. Y de que quizá se ha salido de nuestro cuerpo, que no de nuestra mente, el espíritu nacionalista que nos invade año con año. Aún con la resaca de las fiestas patrias, no queríamos dejar de compartirles, a puristas y tradicionalistas, la visión de nuestro editor de fotografía, Beto Allec  sobre la visita de J. Balvin a Plaza Juárez, en Pachuca, para conmemorar el Grito de Independencia de México.

Muy seguramente en unos meses será materia del olvido, pero mientras exista el registro en un dispositivo de la visita de este cantante colombiano, todavía se podrá recordar cómo fue el perreo hasta dar el grito.

[AFG_gallery id=’5′]

Comentarios

Comentarios