Music:life

No. 120 /junio 2015

La industria editorial está pasando por tiempos difíciles que exigen su transformación acelerada. Las revistas tienen que ser cada vez más propositivas y arriesgadas para conservar a sus lectores. Habemos quienes seguimos siendo seducidos por las publicaciones en papel (tal vez en un golpe de nostalgia). Es por ello que cuando una publicación alcanza sus 10 años de vida no podemos menos que celebrar. Además, porque Music:life está orientada a atraer músicos, técnicos y otros especialistas de los aspectos tecnológicos en torno a instrumentos, salas de grabación y demás parafernalia.

Ha sido todo un acierto que para celebrar esa decena de existencia dedicaran su portada al brillantísimo e inclasificable músico norteamericano John Zorn (1953); un genio contemporáneo que aún cuando es considerado una figura principal del free jazz ha expandido las conexiones entre géneros y tradiciones. Investigador profundo de la tradición hebrea, ha sabido proyectarla al futuro al tiempo que apoya al talento emergente de distintas nacionalidades.

Es poco usual que las revistas dediquen un espacio tan vasto a un artista en particular. Pero es también una delicia que el texto hay sido escrito por una mujer que conoce a detalle las profundidades del oficio. Sara Valenzuela se ha encargado, desde Guadalajara, de una revisión minuciosa y llena de aristas interesantes.

Pero no es todo, Alejandro González Castillo, atento cazador de sonidos nos ofrece un par de entrevistas de primera calidad; una con Juan Molina y sus Loops del alma y otra con Javier Martín del Campo, de la Revolución de Emiliano Zapata, que están de plano en un nuevo aire. También ofrecen escritos sobre los excelentes músicos Adrián Terrazas- González y Magos Herrera.

Jamie XX

In Colour

XL Recordings, 2015

Aarón Enríquez

La prensa mundial ha decidido tratar este nuevo material de Jamie XX como su «álbum debut», aunque en realidad éste fuera el disco de remixes que realizó con material de Gil Scott-Heron en 2011. Un álbum que sirvió también para que demostrara la soltura y maestría que es capaz de lograr como Dj y por lo que muchos lo empezaron a considerar como «el elemento clave» de The XX.

Si se intenta desmarcar In Colour de todo lo anteriormente hecho con sus compañeros de banda será sencillamente imposible, no sólo por los destellos del Coexist, que encontraremos en este material, sobre todo en cuanto al tratado de algunas texturas y atmósferas minimalistas, sino además porque tanto Romi como Oliver, participan con su voz en este álbum. Aunque es verdad que se trata del primer disco en el que la construcción de cada una de las piezas corre a cargo absolutamente de este precoz británico (desde la composición hasta la forma de redondear los tracks).

En el disco destaca el interés que demuestra por el house noventero y cómo lo reinterpreta, con este sentido intimista e introspectivo que lo caracteriza; la forma de tratar sus sampleos con una sutileza que raya en la exquisitez y el modo en el que logra encajar las voces de las colaboraciones dentro de su propia atmósfera.

Esta relación entre ambos proyectos y la forma en que se comunican y se separan uno de otro podrá apreciarse mejor cuando salga a la luz lo siguiente de The XX, que se rumora podría ser para el último tercio del año, pero no se puede negar la evolución y calidad que ha adquirido en solitario y que coloca a In Colour como uno de los discos a considerar en el conteo de lo mejor a fin de año.

Comentarios

Comentarios