Fue necesario todo un «Arsenal de excusas» para que Los Punsetes me convencieran, y es que después de escuchar repetidamente la rola de una banda que apenas conoces, una de dos: terminas odiándola o de plano le agarras cariño.

Y qué decir de estos españoles que no se haya dicho ya en sus diez años de existencia. Hablar de la controversia que suelen generar sus letras, no sorprende. De hecho ni ellos, en todo este tiempo, se han podido explicar por qué insisten en etiquetarlas como irónicas, irreverentes, transgresoras e incorrectas, si son mundanas, inofensivas y sin doble sentido. “De algo que te pasa, algo que no, cosas que uno lee o ve”. Así, “Me gusta que me pegues”, fue hecha sin afán de ofender y contrario a lo que muchos pensarían, es una canción sobre la dignidad y mantener la cabeza alta, pese a las adversidades.

Que sus presentaciones son difíciles de digerir al principio, cualquiera lo sabe. Llegan, tocan y se van. Sin intervenciones entre canciones y con la impactante quietud de su peculiar vocalista (Ariadna), quien se limita a cantar, porque de esa forma se siente cómoda, entona bien y no se le olvida la letra. Para ser una mujer que asegura ser chico y que no se ha formado como cantante ni instrumentista, lo hace bien. Lo de ella es la moda y para cada concierto, un vestido diferente.

Decir que su nombre está inspirado en el divulgador científico Eduart Punset a quien conocieron gracias a un programa televisivo español llamado Redes y del cual eran fans, tampoco es novedad.

Incluso es bien sabido que Los Punsetes acostumbran sacarse los ojos en cada ensayo. Ese derecho se los da tantos años de agresiva amistad, no sólo como colegas, también como compañeros en la Universidad Complutense (España) estudiando Comunicación Audiovisual.

Que no pretenden vivir sólo de la música, por favor, eso ya es historia. Los chicos trabajan como montadores o productores en televisión y publicidad, mientras ella lo hace en una empresa familiar textil. La banda es sólo una actividad que les da algo de dinero.

Qué decir de Los Punsetes que no se haya dicho ya.

Comentarios

Comentarios