La relación entre el ojo y lo que mira. La trasposición de lo visto al lenguaje. Una relación íntima e inestable. Interpretaciones poéticas desde el espectro, la irradiación de lo que queda suspendido entre el observante y el objeto. Miradas sobre lo ya visto, aprehendido en fotografía, en pintura, en imagen deconstruida de la realidad y vuelta a construir en sucesivas ondas por una nueva subjetividad. Desde las piezas de Vanessa García Lembo a la escritura de Rocío Cerón: apuntes, artefactos verbo-visuales, construcciones, poemas de lo visitado, y visto.

Vanessa García Lembo
Sin título 1, De la serie fragmentos, 2017. Acrílico, fotografía y mapas sobre madera ensamblada. 120 x 120 cm

1.

Gira el ventilador. Repique de campanas, albores pardos. ¿Qué escucha el ojo ante el movimiento del engranaje? Aire comprimido. Pesadez de ciudad que levanta torres de varilla para camuflar el miedo.

2.

El techo, constructo que deglute toda irradiación solar, es apenas manto, mansedumbre de manos, cohabitación de cielo y tierra. Erra la pisada del cautivo sobre su superficie, el estallido de la caída resplandece. Hilatura de un grito sobre la grisura de la forma.

Vanessa García Lembo
Sin título 2. De la serie fragmentos, 2017. Acrílico, fotografía y espejos sobre madera ensamblada. 120 x 120 cm.

3.

Manchas sobre los vidrios. Manchas como escritura de labios, viento, hiedras unidas a pulso a la roca. Incendio en la cabeza, landa corpórea guarecida entre los perros.  Ciudad instante. Barro y maleza. El combate es ademán de belleza cuando quien lucha son la transparencia y el susurro. El rostro y la conciencia. El reflejo y lo mirado.

4.

Estruendos, ráfagas de voces y luz. Lo primero. El contacto en el mundo. Así, desde ese punto, la duda. Habita resplandeciente desde la inicial mirada, ahí el horizonte.

Vanessa García Lembo
Sin título 3. De la serie fragmentos. 2017. Acrílico y fotografía sobre madera ensamblada. 120 x 120 cm.

5.

Somos sombras, limo. Sueños hipnóticos de polvo terrestre y estelar. Oposiciones nocturnas. Memoria y olvido somos. Cada línea es ya la aparición de otra línea. La intemperie que no tiene nombre es tu nombre. Lienzo herido a cuchillo, a fuego capilar, de piel a piel, por las montañas de escombros: óxidos, crepúsculos, ocres. El eje que danza y flamea, deslices y encaustes, tiempo asido a dentelladas Esquirlas.

6.

Lo antes no visto, ahora visible. Lo antes no dicho, ahora suplicante, a gritos y murmullos, voces entre el punto ciego y sus rutas alternas; la órbita de Saturno o una ciudad vista al vuelo, en el momento preciso de la caída de un meteorito gigante, no advertido, no visto, como la muerte o los tiranos.

Vanessa García Lembo
Sin título 3. De la serie fragmentos. 2017. Acrílico y fotografía sobre madera ensamblada. 120 x 120 cm.

7.

El cruce, la encrucijada, el trazado de contrastes, los anillos ovalados y las luces breves, como puntos de una cartografía en un continente silenciado.

8.

Tierra no tierra sino barro, cuerpo acuoso destinado al encierro; lodo que replica, zumba y exclama su manto acuífero. Calla y permea a pie de montaña, hace ahí, transborda.

Vanessa García Lembo
Sin título 3. De la serie fragmentos. 2017. Acrílico y fotografía sobre madera ensamblada. 120 x 120 cm.

Comentarios

Comentarios