Había llegado por fin el día, uno de los conciertos que más esperaba este año: Plan B en el Centro de Convenciones Tlalnepantla, sonaba un poco extremo y peligroso y sí lo fue.

Ver el concierto era sacarme la espina de hace un año, cuando se presentaron en el Reggaetón Live Fest 2014 con Arcángel y Ñengo Flow al cual desafortunadamente no pude asistir. Pero ahora era distinto, venían solos presentando su nuevo material: “Love & Sex”, mi segundo disco favorito de mi «top 2014».

Cuándo me enteré estaba un poco triste porqué solo habían anunciado dos fechas y se cruzaban con un festival del cual ya tenía boleto y tampoco me podía perder, pero buscando en Twitter chequé que habían abierto esta fecha en Tlalnepantla, así que saqué el número de Whatsapp que venía en el flyer y pedí toda la información del evento. Le comenté a mis amigos que quería ir y nadie me creía, ya estaba convencido en lanzarme sólo pero dos de mis amigos al final se decidieron a acompañarme.

El evento empezaba a las 4 pm y terminaba a las 10 pm porque era perreo para menores también. Mis amigos y yo ya íbamos tarde y en vivo, porque un día antes nos habíamos ido a un pseudoperreo en el Bahía con El Dusty, Happy Colors, Milkman y Pablito Mix que terminó decepcionando a la concurrencia. Por fin, ahora sí iba a mi primer perreo de verdad.

Total, nos subimos al carro y no sabíamos cómo llegar, aunque ya unos años atrás había ido al Centro de Convenciones a ver a Underoath (unos hardcoremos de los dosmiles). El GPS y el “Love & Sex” nos guiaron en nuestra hora y media de recorrido desde la Roma hasta Tlalnepantla. Ya íbamos enfiestados y el vato del Whatsapp nos había dicho que Plan B salía a las 8 aproximadamente. Llegamos a tiempo, entramos y no vendían gota de alcohol, sólo dulces, agua y refrescos. Era como una mini feria de pueblo metida en la bodega que era ese Centro de Convenciones, nos tuvimos que reventar lo que llevábamos con una agüita y una tutsi pop, el señor que vendía dulces andaba tomando whisky pero no nos quiso vender y tampoco nos dejaban salir al carro y regresar. Nos dedicamos a ver el show de los Dj´s locales que de Dj´s no tenían nada; únicamente ponían de fondo un reggaetón bien cochino y se la pasaban subiendo morras al escenario para ponerlas a perrear en un concurso para ganarse discos o playeras.

Terminando los concursos por fin salió el escenario Chencho y Maldy con un escenario que dejaba bastante que desear pero aún así soltaban fuego como los reggaetoneros que son, abrieron con “Candy” y todas las morritas se pusieron a perrear como si nadie las viera, incluso aunque fueran con su propia familia. Se aventaron todo el “Love & Sex”, los highlights fueron el perreo lento de “Fanática Sensual” y “Solos”, el reggaetón triste con “No Quiero Que Te Vayas” y las perronas para bailar pegadito “Frikitona” y “Mi Vecinita”. No había quien no se las supiera, por algo estábamos ahí, todos corearon el hit “Si No Le Contesto”, ya casi al final. Plan B entregó un show completo con bailarinas, luces, fuegos artificiales, pero sobre todo, las voces son tal cuál como suenan en las canciones, chillona la de Chencho y Maldy rapea igual de rápido que Big Metra o el Chojín.

A la mitad del show todo el Centro de Convenciones olía a mota y thinner y a pesar de que había un buen ambiente muchos iban a perrear pero muchos también sólo fueron a grabar en su teléfono o su tablet todo el concierto. Estábamos entre toda la gente y nos fuimos saliendo poco a poco porque ya iba a acabar y varios chavitos ya bien moneados nos habían rodeado como para atracarnos, así que aplicamos fuga en la última canción para poder salir sanos y salvos. Ése fue mi primer perreo, sin duda lo volvería a repetir solo que le agregaría el factor alcohol y morras más chidas de por medio. Plan B es un monstruo en el escenario.

Fotos 1 y 8 por: Plan B

Fotos de la 2 a la 7 por: Mario Arvizu

Comentarios

Comentarios