II

 

Enemigo silencio. El invierno

dispone sus tropas frente a la casa.

 

Hubo un día

un puente

semejante al pasado.

Lo escucho:

crujen sus piedras cuando pasa el tranvía.

 

Tres segundos después,

un tranvía corre frente a la casa.

 

Tres segundos después         un tranvía

te atraviesa el pecho.         Dentro

se te vuelve grito,

 

como el corazón del ciruelo:

 

Un árbol         que corta el frío

esta tarde,

 

como tantas otras.

 

III

 

Como quien descubre

que la tarde

es una rosa

sofocada

bajo el martillar

constante

de las horas.

 

Como quien anuncia la fractura.          Así:

como se encaraman las aves,          una,

sobre otra,

sobre otra, sobre

la caricia tibia

de tu cuerpo en la nieve.

 

Te encuentro,          entonces,

acompañando en su silencio

al gris derrumbe que

llamamos casa,          a este

romperse los dientes

contra el hielo

que es la vida;

 

esperando a alguien          que ya          reunió

bajo la lengua,

malditamente muerto,

como gusanos,

los suficientes días.

 

______

Eduardo Islas Coronel. Nació el 27 de Julio de 1993 en Pachuca; Hidalgo. Estudia Ingeniería mecatrónica en la Universidad La Salle Pachuca. Su poemario breve “El mismo desamparo” fue incluido en la antología “Se oyen voces en el pasillo” de Colectivo Resortera.

Comentarios

Comentarios