Casi todos nos sabemos de memoria “Horror amor” de Six Million Dollar Weirdo, canción que invadió las ondas radiales y myspace por ahí del 2005, cuatro años más tarde la banda mutó de alineación y de nombre convirtiéndose en Los Abominables, cambiando un poco su concepto y su sonido, una propuesta inspirada en la visión galáctica y paranormal de los años 70 que el mismo Abulón describe como “un sonido ecléctico, y que además reúne elementos psicodélicos y electrónicos, con tintes de punk, hard rock” con actitud glam.

Etimológicamente el vocablo “abominable” proviene del verbo “abominar” originario del latín “abominari” cuyo significado es maldecir, aborrecer. Es todo aquello considerado maligno, perverso, siendo objeto de repudio por parte de las personas por quebrantar los principios establecidos. Paradojicamente en el terreno musical es justo lo contrario, Abominables es una de las bandas más queridas y consentidas del público mexicano.

Abulón es la mente maestra y espiritual detrás de Los Abominables, acompañado por cuatro bellas instrumentistas, Zette (batería), Tammy (bajo), Lauren (Teclados) y Monny (guitarra), la banda ha hecho historia durante más de diez años, sus shows en vivo se caracterizan por ser explosivos, todos conocemos el tamaño de frontman que es Abulón al mando de las Víctimas de Doctor Cerebro. Bienvenido al universo extra sensorial de Los Abominables, lleno de ovnis, fantasmas, comics, armas secretas y amor.

En los últimos meses, Mango Records se ha encargado de traer a Pachuca lo mejor de la escena rockera independiente mexicana, desde el divo de México Charly Montana, Jessy Bulbo hasta recientemente la chilena Javiera Mena, en esta ocasión presenta a Los Abominables, lo cual significa un signo claro de calidad en audio y producción.