El periodista sabe cuándo tiene entre manos material que vale la pena. Me reuní en las oficinas de Random House Mondadori para conversar con Juan Morris, biógrafo de Gustavo Cerati. Se trata de un periodista joven que después de 4 años de trabajo logró un libro no exento de polémica. Apareció a un año del fallecimiento del músico y no encontró la aprobación de los hijos. Pero –como era de esperarse- la publicación se convirtió en un éxito inmediato de ventas.

Habiendo conversado largamente con el también colaborador de Rolling Stone Argentina –nacido en 1983-, publiqué dos entregas independientes; una en la Revista Marvin y otra en Milenio Hidalgo –con materiales completamente distintos-. Pero resulta que la charla da para mucho y todavía existen tópicos inéditos que pueden resultar candentes para los seguidores de uno de los músicos más influyentes en la historia del rock latinoamericano. No perdamos tiempo y vayamos al grano.

Ciertas personas declinaron para las entrevistas del libro, ¿quiénes serían esas voces que hubieras deseado incorporar? ¿Tuviste mucha gente que se negara?

La verdad que no, casi conseguí a todos con los que me interesó hablar. Al menos me hubiera interesado concertar con uno de los hijos; tal vez, pero preferí no violentarlos con su padre en coma, en tal situación traumática.

¿Cómo fue la participación de Charly Alberti  y Zeta Bosio para con el libro?

Con Zeta me hubiera gustado hablar un poco; con Charly hablé unas cuantas veces por teléfono. Me pareció bien, pero cuando quise hablar con Zeta, me dijo que estaba en el proyecto de armar su biografía, entonces preferí no interferir en eso, que él quería contar sus anécdotas, -decisión respetable-. Aparte de que la etapa de Soda Stéreo estaba muy contada ya; hay muchos reportajes por todos lados, material disponible. Además hablé con gente muy cercana a Soda, que fue testigo de las relaciones y tampoco fue una falta crucial y después de que los entrevistaron mil millones de veces, había mucho material sobre Soda Stéreo. De cualquier manera, me hubiera encantado poder hablar con Zeta.

Pero es más complicada la parte con Charly, porque tú pones allí que en realidad había ciertas tensiones, Gustavo le quita una novia, siempre fue como una relación de amor/odio, existía cierta envidia.

Tenían una relación como de una hermandad pero con cierta rivalidad, más de Gustavo hacia Charly que al revés. Charly siempre estaba esperando el reconocimiento de parte de Gustavo y Gustavo no se lo daba de alguna manera. Fue un poco egoísta con Charly, tendría sus razones; asumo que había un poco de rivalidad, todo esto en un contexto de 15 años sin separarse nunca, eran hermanos que compartían todo, era una relación que tenía muchas otras cosas.

Durante todo el proceso de investigación, ¿descubriste si Gustavo tenía enemigos? ¿Entrevistaste a alguien que no tuviera una opinión positiva de Gustavo?

Enemigos no tenía, me parece, tampoco era alguien que se peleara; en todo caso se rodeaba de la gente que a él le interesaba. No era que tuviera relaciones enfermizas o que se peleara realmente con alguien, construyó un mundo donde él era el centro y todo giraba a su alrededor, entonces todo estaba más o menos en comunión con él; no era como Charly García o Andrés Calamaro, no armaba peleas realmente.

¿Cuál fue la aportación de Cecilia Amenábar para el libro, que es la madre de sus hijos?

Me parece que la etapa de Amor Amarillo fue realmente importante en la vida de Gustavo. Estuvo de gira acá en México con Dynamo y dejó al grupo colgado para irse con Cecilia a Chile a vivir un año, así que el rol de ella en ese año fue clave. Creo que está bien claro en el libro, todo ese capítulo de estar en Chile, Cecilia embarazada, él componiendo. La vi en persona en Argentina, fue muy cálida, me dio una entrevista increíble, revelando su historia de amor con Gustavo.

Ha pasado tiempo desde que se publica en Argentina el libro, en ese trance mediático, entrevistan a Benito, le piden su opinión, apunta que habría en el texto algunas imprecisiones; ya a la distancia, ¿tú tienes alguna idea clara a qué imprecisiones se refiere?

No, eso lo escribió cuando salió la noticia de la salida del libro, que la verdad yo creo que no había tenido tiempo de leerlo completo. Me parece que fue más una reacción instantánea a que alguien escribiera una biografía sobre su padre; lo ha de haber incomodado. Reacciona como un hijo, a mí me pasaría: quiénes son estos que se atreven a escribir de mi familia, ¡Es… mi familia! Fue una reacción de incomodidad, realmente no hubo ninguna crítica puntual, fue más bien una reacción, cosas que yo entiendo, me parece comprensible, pero estoy tan tranquilo con la seriedad de mi trabajo que no me afecta.

cera

Comentarios

Comentarios