La única banda mexicana que ha hecho que Steve Albini viaje a México a grabar un EP.

 

Como toda historia digna de contarse, la de la Pingos Orquesta también empieza en la calle. En los camiones y microbuses de Aguascalientes, para ser exactos, en donde Marco Gregoire inició compartiendo su música con quienes pasaban distraídos y se acercaban llamados por sus notas musicales; esa música también acompañaba a quienes compartían su viaje de regreso a casa en un camión o un microbus y a quienes estaban atentos esperando encontrar algo distinto que llenara las calles o las plazas. Antes de que ese espíritu peregrino lo llevara a crear un grupo en forma, Marco pasó de los camiones a varios cafés y bares pequeños para tocar jazz de hechura propia, integrando cada vez a más elementos al proyecto.

Hoy en día la Pingos es un proyecto integrado por seis músicos provenientes de varias vertientes musicales, unos de la música tropical, otros de la música mexicana, otros del rock, y otros más del jazz. Pero más allá de las etiquetas, se ha convertido una banda nómada que sigue dando vuelta ya no solamente a las calles de Aguascalientes, sino del mundo entero y que ha trabajado con productores como Todd Clouser (A Love Electric) y Steve Albini (Nirvana, Pixies) .

“Es curioso porque aunque nosotros decimos que no somos una banda de jazz, hemos tocado en todos los lugares especializados en el género de la Ciudad de México, sin embargo, el publico exigente de no nos considera como tal, ellos dicen que somos una banda de rock, pero cuando vamos a festivales de música alternativa lo que nos dicen es que tocamos jazz, entonces no estamos ni de un lado ni del otro.

Estamos más cercanos a bandas como Troker o San Juan Project, con quienes además hemos compartido escenario varias veces. Nos identificamos en el sentido de que ya nos acostumbramos a no buscar los cien mil plays o posicionarnos en las redes, sino a trabajar durante todo el año. Todos los días trabajamos y cada que vamos a un festival en cualquier parte del mundo nos alimenta, porque encontramos 30 o 40 personas que nos compran un disco y se van enamorando poco a poco de lo que hacemos”.

Balkan, swing, jazz, jarocho, banda oaxaqueña, todo ese amalgama define lo que hace la Pingos sobre el escenario y al mismo tiempo los aleja de las etiquetas y las corrientes musicales.

“No nos sentimos expertos en balkan, en jazz ni en swing, pero cuando componemos salen todas esas influencias y como no cantamos, se vuelve un reto mantener cautiva a la gente, que nos presten atención o que salgan de nuestros conciertos tarareando las melodías”. 

Tras haber editado un primer disco homónimo que logró hacerles de un lugar en Aguascalientes, La Pingos edita en 2017 el álbum Peregrino, producido por un amigo de la banda, Todd Clouser, que grabaron en uno de los estudios más importantes del país, el Testa Estudio de Víctor Velázquez.

“Peregrino es el resultado de haber estado 5 años tocando juntos. Son historias y personajes que nos fueron pasando durante todos esos años de andar en la calle, muchas anécdotas y situaciones que fuimos descubriendo y sumando a nuestras canciones. Tuvimos la suerte de que nos produjera Todd, que es amigo nuestro, nos conoce muy bien y salió bajo Ropeadope Records sello de jazz newyorkino que sacó su versión para Latinoamérica que se llama Ropadope Sur, ahí estamos nosotros con A Love Electric Los Cardencheros  de Sapioriz.  

El factor Steve Albini y el Etnical-dixieland 

 

Algo que distingue a la Pingos es que es una banda prácticamente acústica, pues sus elementos son todos análogos, salvo la guitarra eléctrica. El resto de instrumentos son el contrabajo, el clarinete, la trompeta, el violín, y la batería. Es por eso que grabar en un estudio como Testa, fue un sueño hecho realidad, ya que éste se distingue por el uso de elementos completamente análogos, desde el uso de micrófonos, preamplificadores y demás elementos, todo debido a que Víctor Velázquez cree en esta forma de trabajo. Fue por esa razón que para la creación del estudio contó con la asesoría de Steve Albini.

“Testa es un estudio muy importante de León y de hecho es un modelo de estudio que creo Steve Albini. Cuando terminamos de grabar Peregrino, Víctor le mostró nuestro trabajo a Steve y éste de inmediato contestó que quería grabar con nosotros. Fue una locura porque acabábamos de grabar un disco, pero ¿quién se iba a negar a trabajar con Albini?”

Hasta entonces la única banda mexicana que había grabado con Albini era Descartes a Kant, sin embargo, sus sesiones fueron grabadas en Chicago. La Pingos es la primera banda mexicana que literalmente lo hace viajar para grabar en México.

“Vino de Chicago a León y lo grabamos en 4 días. Fue una experiencia impresionante para nosotros porque es una persona que ha trabajado con Robert Plant, con Jimmy Page, nosotros le preguntábamos cosas de Nirvana y aunque es una persona muy seria, nos encantó su trabajo”.

El resultado de 4 días encerrados en Testa Estudio fue un EP con 5 canciones y una introducción que aún no tiene nombre ni fecha de lanzamiento, algo muy comprensible para una banda con la naturaleza errante de La Pingos, pues por ahora el lanzamiento de Peregrino ha significado una etapa importante para ellos que los ha llevado de gira incluso a varios lugares de Asia, por lo que cortar esa inercia de tajo parece algo imposible.

Por ahora la banda habla muy bien de la experiencia que fue trabajar con una personalidad como esas y el aprendizaje que les deja, por lo que no será extraño que la salida de dicho material marque un momento importante para los de Aguascalientes, quienes por ahora ya encontraron un nombre con el qué denominar lo que hacen.

“Lo primero que nos dijo (Albini) era que lo que nosotros hacíamos era etno-dixieland, porque no le pedíamos nada a cualquier banda gringa de swing viejita y además incorporábamos música tradicional mexicana, mariachi, banda oaxaqueña, jarocho y demás; de ahí la palabra “etno”. Fue muy bueno para nosotros ver que estaba encantado con el sonido porque decía que era raro grabar este ensamble de batería, clarinete, contrabajo y guitarra. Algo que le parecía muy excitante”.

Este es un mini documental que se sacó después de la visita de Albini a Testa Estudios:

 

Comentarios

Comentarios