De lo cómico a lo cósmico, La Perra lleva más de 20 años siendo el power dúo más sui generis del progresivo mexicano. Perico es este juglar clown que lo mismo te cuenta tres historias disparatadas antes de sumergirte a las honduras psicodélicas de su golpeteo en la batería.

Siempre guiado por el hipnotizante bajeo de Elena, el payaso más rockero de los escenarios fusiona a sus dos personajes, el de Perico payaso, con el de baterista de La Perra. El resultado es una interesante propuesta de prog jazzeado, bailarín y cósmico, que lleva muchos años en el circuito de la exquisitez mexicana.

Quienes no han logrado ver y escuchar en vivo las vibrantes notas del bajo de Elena, podrán apreciar como rompe el aire del silencio con los cantos de sirena que emergen de sus cuerdas. Quizá en medio del espectáculo puedan reír con la acidez mental de Perico (no es albur ni apología de las drogas) o simplemente dejarse llevar por la sabrosura propuesta por estos inseparables compañeros de vida.

Todo esto sucederá este jueves 8 de noviembre en El 61. Fray Servando 126, en el mero centro de la Ciudad de México.

Comentarios

Comentarios