No sé de dónde nació mi tremendísimo crush con la música chilena, lo juro. Pero de pronto un día el 80% de lo que escucho en español viene de Chile. Me descubro en mis momentos importantes tarareando algo los Dënver, La Javiera, Gepe, mi amor; bailando con Tuna Cola o moviendo el mundo con Anita Tijoux. Recién, con un irreparable y roto, roto corazón descubrí a Marineros (ni es para tanto, pero si le ponemos más drama se lee más interesante). La cosa es que la frase en el coro de esta canción me puso a pensar en el lado oscuro de todos, y nada, la cautela nunca está de más…

Constanza y Soledad son Marineros. Se conocieron en la primera edición del Lollapalooza, y como dos almas que giran en una misma frecuencia, decidieron darle a la música con mucho tema “de amor y existencialismo” (que es como definen su estilo musical). Tiempo después Cristían Heyne comenzó a trabajar en la producción de sus primeras canciones y las integró a Unión del Sur, una plataforma musical para impulsar talento nuevo. Entonces salió a la luz “Espero”, y ¡bum!… magia.

Melodías suaves, voces cálidas… para bailar despacito. Para bailar para encontrarse o reencontrarse. Si necesitan un estado de letargo, para descansar un ratito y luego poder poner bonito su corazón, dense.

Comentarios

Comentarios