Se llevó a cabo la primera edición (esperando que no sea la última) del Festival Multi-Sensorial In The Mix, #NewMixIntTheMix en el Deportivo del Estado Mayor Presidencial. La promoción del evento empezó con el anuncio del headliner, DJ Snake, aprovechando que acababa de presentarse en los dos fines de semana de Coachella, la productora 3RD EYE lo jaló para armar este evento. Al principio parecía que vendría en solitario, pero después lo convirtieron en un mini-festival. Con Snake como plato fuerte parecía que se iba a enfocar a ser un festival de EDM (que tanto están de moda), después se anunció a Mija, Grandtheft, Branko, Gazelle, Pablito Mix, Ghetto Kids, Esa Mi Pau y Loudcity.

Llegué al evento como siempre, tarde, pero a tiempo para lo que quería ver ese día. Al entrar al recinto, me recordó al legendario festival MTYMX (antecesor del NRMAL) por la razón de que había muy poca gente, tal vez este sea el festival más vacío al que he ido; nunca entendí porqué, ya que el festival estaba al nivel de cualquier otro.

Contaba con un muro hecho por un artista urbano para cada artista del Line-up, áreas verdes, baños limpios, zona de Food trucks, buen equipo de audio y visuales, áreas VIP y mucho alcohol, aunque sí, no había cerveza, pero había mucho New Mix y no sólo vendían esta bebida, afortunadamente también había latas de Jack Daniels y todo muy barato a comparación de los demás festivales donde los precios suelen ser exagerados. No había pretexto para que no se pusiera cabrón el evento. Me gustan las festivales pequeños, poder ver a los Djs y bailar hasta enfrente, tener espacio para sentarte, lo único que extrañé de los festivales grandes fue la energía que transmite una masa de gente y que te llega a hacer vibrar, esa comunión. Acá el público a ratos estaba medio apagado y como éramos muy pocos, se hacía notar.

Musicalmente hablando, que es lo que siempre me importa, superó mis expectativas; aunque al principio parecía un tanto un festival con tintes de EDM comercial, todo el Line up nos demostró lo contrario y también demostraron que la palabra EDM y el género son más de como está etiquetados.

Vi a Gazelle y la verdad había escuchado muy poco de él, un sudafricano tocando ritmos tropicales de todo tipo, Tropical-bass con House para amenizar la puesta de sol, sonó bastante bien aunque un poco tranquilo para mi gusto, por llegar tarde vimos casi el final de su set e íbamos bien, no sonaba a nada de EDM.

Siguieron los Ghetto Kids, único talento mexicano que vi, era mi segunda vez que me topaba su show y a diferencia de la primera, ya traen un espectáculo más estructurado, con banderas, bailarinas y pirotecnia. Son dos dj´s y una batería dándole al Dembow, al Moombahtón, al Tribal y al Reggaetón, manejaron un set bastante bueno que no le pide a ningún otro acto de talla internacional, también cabe destacar que al público lo prendieron muy cabrón. Lo único que puedo ponerle de pero y que lo hice la primera vez que los vi, es que a veces suena más la batería que lo demás, pero es un buen experimento. Mi momento favorito fue cuándo metieron Dance With The Devil en 3ball.

Los mexas le dejaron el público caliente a Branko; para quiénes no lo conocen es el cabecilla y un 1/4 de Buraka Som Sistema, de Portugal. Branko vino a demostrar porqué es un Máster y cómo puede moldear tantos ritmos de una manera muy fina, combinando, el Kuduro, la Bachata y el Dubstep hasta llegar al Techno. Su mejor momento fue cuando iba a meter la canción de moda El Taxi, pero empezando la voz de Pitbull se arrepintió. Branko es una fiesta todo el tiempo, muy al estilo Uproot Andy pero particularmente me gusta más porqué tiene un sonido mucho más trabajado, el Bass mezclado con todos los géneros y dándole su toque personal.

Llegó el turno de Grandtheft, un experto en el Trap en todos los sentidos. Empezó como acabó, con un set atascado y con muchos cambios. Vino a mostrar cómo domina este género de excelente manera, su set si tuvo un poco del Trap genérico y más apegado el EDM pero en menor cantidad, todo lo demás era más fusión o Trap más experimental, más obscuro. Lo mejor fue la manera en que puede llegar a combinar los dos para complacer a todo tipo de público, si sonaron algunas canciones comerciales pero las deshacía con los ritmos con los que las combinaba. En Collapse de Zeds Dead, me tuve que ir a sentar con la piel de gallina.

Mija, muchos la esperaban tras su pasada cancelación en el mes de febrero, ya que aunque vino a San Luis Potosí, los fans del centro del país estábamos ansiosos por escucharla. Este año venía haciendo mucho ruido, su carta de presentación fue el año pasado en Bonnaroo en un b2b con Skrillex y tenía que demostrar porqué es la consentida de éste y la niña prodigio de OWSLA. Para mi fue el mejor set de la noche, no hay nada mejor que una mujer reventando un Bass súper obscuro. Es evidente la fuerte influencia del Bass como el de RL Grime y Djemba Djemba (We Did It) y la combina con otra influencia muy fuerte y muy notoria, la del Techno/House obscuro de Canblaster y Panteros666 (Bromance). Nos llevó desde el Trap, al House y al Techno, todo con esos tonos obscuros y en ocasiones bastantes sexuales que están a la altura de un set de Venus X y el ge2 gothik. En ese momento, casi todos mis amigos se malviajaron porqué estuvo muy dark y decían que ya había durado mucho.

DJ Snake fue el encargado de cerrar el festival. La primera vez que lo vi fue en el EDC 2014 y aunque se aventó un set de EDM más o menos comercial, esta vez fue diferente. Ahora que ya estaba más posicionado tras realizar algunos himnos YOLOS (Get Low y Turn Down For What), creí que el set iba a ser un poco parecido al de hace un año, pero no fue así, su set se apegó bastante al Jungle terror casi todo el tiempo, metió desde clásicos de Fatboy Slim, sus propios himnos ya mencionados, hasta la canción del verano, su colaboración con Major LazerMØ: Lean On. DJ Snake nos vino a enseñar que no sólo toca EDM y que tampoco toca nada más para públicos enormes. Entre ráfagas de fuego, la bandera de México y fuegos artificiales, se despidió con su cierre clásico, I Will Always Love You de Whitney Houston. Todos lloramos y nos fuimos.

Recordaré este Festival por haber tomado más New Mix que en toda mi Secundaria y como lección de vida sobre que mezclar whisky con tequila en un mismo trago es mortal.

Esperamos que los organizadores no se desanimen y vuelvan a hacer un Festival de esta calidad, ya que a pesar de la poca respuesta del público y es necesario apostar y arriesgarse por nuevas cosas y nuevos géneros. Pues no todo es EDM y no todo en el EDM suena igual.

El Bass es amor.

Fotos por: In The Mix

Comentarios

Comentarios