Si alguno de ustedes tiene relación con la moda sabrán que contrario a lo que la gente cree no se basa en lujo y glamour, sino todo lo opuesto. Es una de esas industrias tan cerradas que en mas de una ocasión te encontraras con gente haciendo hasta lo impensable con tal de ganar uno de los pocos lugares que existen, muchas veces sin importar los sacrificios que haya que hacer, lo cual en su mayoría involucra el cumplir tareas insospechadas y realizar misiones imposibles donde en la mayoría de los casos la única paga que recibirás será el poder incluir esta experiencia laboral en tu CV.

Los verdaderos insiders son muy pocos y otros más los que logran trabajar con ellos, como lo ha sido el caso del fotógrafo, modelo y actor Mark Reay.

Qué pensarían de un hombre que ha trabajado para revistas como Dazed & Confused, ha aparecido en series de televisión como Sex And The City y que conoce a gente en los diferentes rubros de la moda, especialmente en Nueva York. Seguramente creerían que forma parte del grupo de los elegidos, rodeados de gente hermosa con vidas envidiadas por cualquiera, pero la verdad es que esto no siempre sucede así.

Al igual que otros personajes de la moda, como Bill Cunningham que tiene como dieta comida rápida y un departamento donde sólo se encuentra su cama y un gran número de archiveros que relatan sus años como fotógrafo es como llega la historia de Reay, el cual tampoco tiene una vida digna de un capítulo de Gossip Girl.

1.HOMMELESS_KEYPIC_horizontal

A los 20 años inició su carrera de modelo al trabajar para diseñadores de la talla de Versace, Missoni y Moschino. Posteriormente decidió aventurarse unos años a vivir en Brasil para literalmente disfrutar de la vida y aprovechar la oportunidad de perfeccionar su técnica de fotografía, habiendo logrado esto volvió a Nueva York a retomar su carrera como modelo y a iniciar su carrera como fotógrafo, consiguiendo algunos trabajos pero nada que generara grandes ingresos. Es por eso que decide viajar a Europa y pasar una época en el sur de Francia intentando ganarse la vida como fotógrafo de sociedad, pero lo único que verdaderamente logró fue el perfeccionar su técnica de trotamundos donde su hogar serían sillones en casas de amigos y posteriormente bancas en el parque, pero siempre manteniendo una imagen y estilo que no haría pensar a nadie que se trataba de alguien que dormía en las calles.

2.Mark y Thomas

Posteriormente regresó a Nueva York a incursionar como fotógrafo de backstage en los desfiles de la semana de la moda. Después de tocar muchas puertas en revistas fue Dazed quien le dio el trabajo, pero las pagas que recibía por este y otros trabajos freelance no le daban para mantenerse en una ciudad tan costosa como Nueva York.

De vivir en un hostal con pulgas decidió “mudarse” a la azotea del edificio donde vivía un amigo, lugar que pasó a ser su domicilio por seis años.

4.Homme_Less_INT_3
Después de dormir cada noche bajo las estrellas de la Gran Manzana se dirigía al gimnasio donde tomaba un baño, lavaba y planchaba su ropa la cual guardaba en los lockers del lugar y posteriormente se dirigía a trabajar sin levantar la mínima sospecha sobre su precaria situación.

Dentro de todo ese tiempo pocos supieron de la doble vida que llevaba, ya que como él lo dice tuvo la suerte de encontrarse en una ciudad donde todos están tan ensimismados que rara vez se detienen a preguntar si todo está bien, y finalmente es así como Mark logra ser día a día uno más de ellos.

5.Mark-Reay8

Una de las pocas personas que conocían su realidad era el fotógrafo y cineasta Thomas Wirthensohn con el que años atrás había tenido la oportunidad de trabajar y el cual al momento de enterarse de la historia tan enigmática de este personaje le propuso realizar un documental acerca su día a día, buscando generar una reflexión sobre qué tan delgada es la línea para cualquier mortal entre ser una persona “normal” a el hecho de estar literalmente en la calle, y el cómo constantemente tenemos que ir con una mascara social que aparente que todo está bien en nuestras vidas, a pesar de que sea totalmente lo opuesto.

Lo curioso es cómo se desarrolla esto en un mundo de espejismos e inalcanzables como muchas veces lo es la moda, donde sus protagonistas suelen llevar dobles vidas y cargar con secretos con tal de guardar las apariencias.

3.1132354

Así que creo que proyectos y vidas como esta nos sirven para reflexionar sobre nuestra realidad y considerar qué tanto nos podemos estar perdiendo a nosotros mismos en el camino de la vida, simplemente deberíamos ser mas auténticos y mostrarnos como realmente somos, sin importar que tan excéntricos o locos le parezcamos a los demás, justo como lo hizo Reay.

Imágenes
1 Portada. Imagen del documental
2 Poster del documental
3 Thomas Wirthensohn y Mark Reay
4, 5, 6 Imágenes del documental

Comentarios

Comentarios