Daniel Riveros, es Gepe, chileno y puro corazón.  Su vida: la  música. O como lo ha dicho con sus palabras, desde que tuvo uso de razón fue como un todo, siempre presente, una constante ante toda variable.

Al hacer algo que amas mucho siempre dejas un pedazo de ti en ello, en otros; así lo ha hecho  en  7 álbumes de estudio: un Gepe distinto en cada uno y a la vez siempre el mismo, el de San Miguel, el que no podía dejar de tocar, el triste, el feliz, el infalible admirador de Jorge González, el niño, el adulto, Gepe.

Su música está repleta de tradición chilena,  y aunque ha logrado imprimir un sello propio en todo lo que hace, ninguno de sus discos suena igual: unos más coloridos, otros basados en cuerdas e intuición musical.

Cada quien hace el soundtrack de su vida, el mío, sin titubear, está encabezado por este chileno. En mi pasado cumpleaños lo vi en el Metropolitan, baile un chorro, lo pase bomba e igual lloré poquito en la nostalgia de un gran vacío. Hoy estoy muy contenta de decir que visitará nuestra ciudad, Pachuca. No me la creo, es como algo que nunca pensé. Por eso debo decirles que no se lo deben perder, que no importa que nunca antes lo hayan escuchado, vale la pena verle en vivo y a todo color.

Les comparto el This is: GEPE que recién lanzó Spotify para que vayan calentando motores para verlo el próximo 13 de diciembre en Dunkelheit Bar, como parte de Circuito Indio.

¡Dense!

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios