Aprovechando  la languidez de las vacaciones, en Planisferio nos hemos dado a la tarea de hacer de su semana mayor un paréntesis para la reflexión, pero sin dejar de lado el disfrute y la recreación.

Ya hemos visto refrescantes «consomés» al estilo del Valle del Mezquital en Corredor de balnearios, la serie fotográfica de Beto Allec.  Gelsomina nos ha invitado ¡a ponernos el bañador, que la primavera llegó!; así también, Mervin desde hace días nos ha animado la oreja con su playlist Temas calientes de primavera.

Por ello, y con el ánimo de no quedarnos atrás, en esta sección de arte -interprételo como le sea más placentero- nos enorgullece presentar una de las series que conforman Casa/escultura, obra de Miguel Ledezma (1973), artista residente en Hidalgo pero hijo innegable de la gran Tenochtitlán.

Sin más preámbulo y en lenguaje de a diario, digamos :»A lo que te truje, Chencha».

El fraccionamiento Villa de los Milagros es un conjunto habitacional en Tizayuca, Hidalgo, a medio camino de la carretera Pachuca-México; pone al alcance de familias de clase media el sueño de tener una casa de descanso con alberca. Así, el propietario adquiere un inmueble con la “mayor plusvalía”.

Justo enfrente -del otro lado de la carretera- se encuentra ubicado un lugar de esparcimiento: el balneario Flamingos, donde el artista Miguel Ledezma instaló su proyecto Casa/escultura.

Ledezma, a través de la construcción del Fraccionamiento Flamingos, hace aún más accesible el deseo de tener una casa con alberca, grandes jardines y canchas para juegos.

En las áreas verdes de la zona de campamento del balneario Flamingos, el artista ofrece módulos escultóricos que conforman un conjunto habitacional que supera en ubicación y funcionalidad a las casas del fraccionamiento Villa de los Milagros. Propone espacios habitables más económicos y con la posibilidad de desplazamiento, así usted podrá transportar e instalar su hogar en donde guste y el tiempo que sea necesario.

En esta galería, a manera de registro se muestra cuando el habitáculo fue usado por los integrantes de la familia Reyes, que en septiembre de 2012 disfrutaron de un agradable fin de semana en los módulos escultóricos emplazados en el interior del balneario Flamingos.

b3

b5

b4

F77

f5

f1

F99

Comentarios

Comentarios