Cuando escuché “Gala” por primera vez, hace ya un buen rato, la voz me recordó a Cerati. En parte fue eso lo que me atrajo. Luego me enteré que se trataba de 424, una banda de Costa Rica, y no supe más hasta que recientemente me los volví a topar en la radio, pero ahora con “Lógica”, su nuevo sencillo.

No cuentan con una extensa trayectoria y no soy quién para elogiar su propuesta, pero siendo una de las contadas bandas de rock alternativo destacadas en la escena musical de su país, amerita darle un chance. A mí me late su onda.

Su nombre es resultado de la fecha en la que, Felipe Pérez (voz y guitarra), Guayo Mena (guitarra), Juan Carlos Pardo (batería) y en ese entonces Felipe Oller (bajo), ensayaron juntos por primera vez en un pequeño cuarto grafiteado y con paredes de espuma. Un 24 de abril de 2009.

Para los chicos de 424 su música es surrealista, pero “para la mamá de un amigo, nuestra música es sexual”. ¿Surrealista, sexual o ninguna de las anteriores? Ustedes, público conocedor, tienen la última palabra.

De México sólo han tenido buenas experiencias, pero la mejor de todas fue cuando les presentaron los tacos al pastor con queso. Fue amor a primera vista, por lo menos para el vocalista, quien soñaba con venir a nuestro país desde los quince años de edad, y a quien le gusta cocinar, correr y leer en sus ratos libres.

Boquiabierta me quedé al enterarme que en Costa Rica, 424 llega a tener un máximo de 10 presentaciones al año, mientras que en México ese mismo número de presentaciones las ha tenido en un mes. Obviamente se trata de países muy distintos, si a su tamaño nos referimos.

Y si de presentaciones y anécdotas se trata… “El primer concierto fue en el Teatro Metropólitan como teloneros de Hello Seahorse. Empezamos muy nerviosos y cuando terminamos de tocar la gente nos dijo que nos la rifábamos. Nosotros no entendíamos, pero ya después nos explicaron y eso nos puso muy contentos”.

935290_10151349328001879_2004312062_n

Fotos tomadas del Facebook de la banda.

Comentarios

Comentarios