La noche del 18 de marzo de 1953 Jack Kerouac llegó a una cabaña de Desolation Peak que se halla en las montañas North Cascade, en el Estado de Washington, muy cerca de la frontera con Canadá, ahí se quedó los sesenta y tres días siguientes, escribiendo, meditando, observando. Cuando el 18 de marzo de 2015 decidimos que lanzaríamos la versión web de prueba de Planisferio, desconocíamos este dato. También se nos olvidó que era el mismo día que se celebraba la Expropiación Petrolera de México. De lo que sí estábamos convencidos desde el principio era de hacer nuestro trabajo lo más profesionalmente posible. Cada paso nos ha ido superando y exigiendo más. Y por eso, cuando nos dimos cuenta, la bola de nieve ya era una avalancha.

Existen proyectos que son para la vida y otros que son pura vida. Planisferio nació para ser ambos, simultáneamente. A un año de haber entrado en la web, muchas cosas han pasado: noches de tres días completos, conciertos, eventos, separaciones de parejas, ilusiones, amistades fracturadas y amistades recuperadas. Planes inconclusos y planes en proceso. Sin embargo, lo único que ha prevalecido y prevalecerá es amor por lo que hacemos.

No son las horas que pasamos en los conciertos, en las sesiones de foto, en la edición de video, en la redacción, en la producción de eventos, en las juntas de los miércoles y las cenas o fiestas después de las juntas. Son las determinaciones y lo que está en la web para que los demás se lo apropien. Es la forma que tenemos de ver el mundo y que nos interesa contagiar a más y más personas que estamos seguros, coinciden y divergen con nuestra idea de vivir en ese mundo. Ésa es nuestra máxima: hacer la clase de medio digital que a nosotros nos gustaría ver, leer, escuchar, sentir.

Doce meses después es necesario decir gracias a quienes fundaron Planisferio: María Rodríguez Copca, Luis Francisco Sánchez, Aarón Enríquez, Juan Roberto Ceballos, Marilyn Castillo, Mervin Hernández, Beto Allec, Moisés Trejo, Rubén Gil, Alfredo García, Alma Santillán.

Así como también es necesario agradecer a quienes se han ido sumando a la orientación de las decisiones del colectivo: César O. González, Edgar Castillo, Juan Carlos Hidalgo, Jaime Acosta. Al igual que todos nuestros colaboradores que semana a semana participan activamente: Ángel Campos, Elean Landeros, Chica Lunar, Jane Alhi, Don Rastone Reyes, Arely Lorenzana, Daniela Cordero, Luis Felipe Lomelí, Víctor Roberto Carrancá, Roberto Moro, Ramón Egea, Nabil Valles, Enrique R. Montoya.

 A todos los que han colaborado compartiendo sus palabras, sus imágenes, su obra creativa o periodística: infinitas gracias.

 “La vida se va escurriendo y el tiempo se sale con la suya/mañana igual que hoy” escribía W. H. Auden, en eso mismo pienso mientras a lado de quienes hacemos Planisferio hablamos de lo que vendrá en los próximos días: rediseño de la página web, publicación de los primeros libros para descarga gratuita, un disco de bandas de Hidalgo y un podcast. Todo porque seguimos en el camino y porque la vida es esto y muchas otras cosas más: un día a la vez.

Comentarios

Comentarios