A la Casa Azul la descubrí a principios del 2000, alguna canción suelta en los discos que venían con la revista Rockdelux junto a otros bandas adorables como los Fresones Rebeldes, Family y Jupiter Moon  que nos llegaban con seis meses de retardo al Sanborns, pero aún así devorábamos y descubríamos música antes de la llegada masiva del internet. 

Después apareció el disco recopilatorio Elefant 2002 editado por el sello mexicano Suave Records con una gran selección de canciones del catálogo de la Elefant Records desde sus inicios y entre esas canciones se incluía “Cerca de Shibuya”, una canción de pop perfecta que todo el mundo debería conocer. 

Tiempo después un amigo contactó por Messenger a un chico del D.F. que conseguía los discos importados del catálogo de Elefant Records, obviamente a precios exorbitantes pero valía la pena cada disco, su arte y la música, hasta singles en vinil que no teníamos como escuchar llegaron a nuestras manos, toda la discografía de la Casa Azul comenzó a circular en discos quemados entre nuestros amigos. 

Al principio y en sus coloridas portadas se mostraban como una banda, pero en los créditos descubrimos que todo era obra de Guille Milkyway, un artista que no le gustaba la atención mediática y prefería mostrar a cinco chicos que él mismo escogió como una boyband pop, unos interpretes perfectos para sus melodías, adelantándose a Gorillaz. Nunca actuaban en vivo y preferían la tranquilidad del estudio. La primera vez que se presentó La Casa Azul, sólo salió a a cantar  su productor y compositor Guille Milkyway, el 20 de agosto de 1999 ante un público que se sabe de memoria y tararea sus canciones a pesar de que todavía no han sido publicadas. Además de la Casa Azul, Guille trabajó como productor de Mirafiori, Cola Jet Set, La Monja Enana, los últimos éxitos de Fangoría y publicó algún single como Milkyway además sintonías y bandas sonoras. 

El 3 de noviembre del 2007 sale a la luz “La revolución sexual”, trece canciones en la que Guille da un paso adelante en la evolución del sonido y el concepto, en este trabajo se develará uno de los secretos mejor guardados de los últimos tiempos: los chicos del grupo ¡No son humanos! ¡Son humanoides programados por Guille Milkyway para la interpretación de sus composiciones de pop tecnológico! 

Guille es un artista efervescente que ha conseguido derribar la barrera de lo comercial para llevar a todos los oídos el bubblegum, el sunshine pop, el europop, el sonido Filadelfia y todos los estilos que merodean a las melodías más hermosas y arreglos perfectos, un gran ejemplo es “Yo también” que ganó el premio Goya a la mejor canción en el 2010. La Casa Azul ha superado el circuito independiente para convertirse en cabeza de cartel de los festivales más importantes, ser número 1 de listas de ventas y estar en la boca de todo aficionado a la música. 

La Casa Azul se presentará por primera vez en México este 5 de diciembre en Sala y el  sábado 7 en el Festival Catrina de Puebla.

Comentarios

Comentarios