El half-time del Super Bowl ha sido una plataforma en donde se presenta lo mejor del pop y por donde ha pasado James Brown, Stevie Wonder, Phil Collins, Aerosmith, Britney Spears, U2, Rolling Stones, Paul McCartney, Prince, Justin Timberlake, Madonna, Katy Perry, Beyonce, Bruno Mars, entre otros, es decir la crema y nata de la música pop y el mainstream global en el pináculo de su éxito. El primer espectáculo de medio tiempo se llevó a cabo el 31 de enero de 1993 en el Rose Bowl de Pasadena California, como parte de la 27a edición del Super Bowl y lo encabezó Michael Jackson, después de su impactante actuación, la NFL comenzó a buscar artistas para este espectáculo.

El día de ayer las redes sociales se incendiaron al anunciar que el medio tiempo del Superbowl, el evento más visto en la televisión mundial (y detonador de la venta de aguacate y… las heridas de mano) iba contar con la presencia musical de Benito Antonio Martínez y José Álvaro Osorio (el mismo día que presentó su modelo de zapatillas Air Jordan ) AKA Bad Benny y J Balvin sumados a Shakira y Jennifer Lopez.

Los cuatro artistas se encargaron de convertir el Super Bowl en una celebración global de la cultura latina, el evento de mayor magnitud al que se pueda aspirar durante 14 minutos, muy poco tiempo pero bien aprovechado, apoyado en el mashup (el abuso del popurrí/intromix)  en su máxima expresión: pop, rock, salsa, hip hop, electrónica (Remix de Steve Aoki), champeta, dembow, sólo faltó un guiño a los voladores de Papantla, esperen…

En twitter siguen peleando por quién se llevó el show, si J Lo o Shaki, el juego quedó en segundo plano y la lluvia de memes no se hizo esperar. Latinoamérica está de moda y el mundo está cantando en Español, aunque muchos no entiendan el significado, no importa, el ritmo es y siempre será contagioso. Major Lazer lo resume muy bien:

 

Comentarios

Comentarios