Se acercan las vacaciones y las temperaturas se elevan. En la temporada de calor que se avecina, la opción para mucha banda que no puede ir a la playa es sin duda el corredor de balnearios.

Rico en manantiales termales, temperaturas cálidas y una excelente gastronomía, el Valle del Mezquital  recibe cada Semana Santa a miles de turistas, principalmente del Distrito Federal y el Estado de México.

¿Quién en su sano juicio puede resistirse a la tentación de pasar un fin de semana entre compadres; con sus respectivas cheves, toboganes para los chamacos, unas buenas quecas, un buen tupper repleto de huevito duro con arroz, limón, salsa valentina (o catsup en su defecto) y de fondo Los Ángeles Azules?

Balnearios y parques acuáticos, «pozitas» naturales y aguas con efectos medicinales entre los 30 y los 58 ° C,  son algunos de los atractivos que ofrece este corredor que inicia en Ajacuba, pasa por Tula hasta llegar a Tasquillo y Tecozautla, además de recorrer parte de Ixmiquilpan y Chilcuautla.

Esta región geográfica y cultural del Estado de Hidalgo es visitada año con año por caravanas completas. Familias, grupos de amigos y parejas abarrotan las albercas, olas gigantes, toboganes, zonas de descanso y camping. De ninguna manera pueden perderse esta experiencia.

Fotos por: Beto Allec

Comentarios

Comentarios