Muchos hablan del EDC como un festival de música mainstream para chavitos YOLOS y en parte sí lo es, pero no todo. No solamente se reúnen los nombres más grandes del hype del EDM de la actualidad; aunque haya muchos detractores y muchos no lo crean, éste es un festival que también propone.

El “Electric Daisy Carnival” en Estados Unidos es de los festivales más importantes de música electrónica junto con el “Ultra” y el “Tomorroworld” y son pocos países los que han tenido la oportunidad de tener una edición de este festival, a México llegaba por segunda vez y a pesar de que muchos se quejaron, la verdad si tenían la vara muy alta, porque el año pasando trajeron grandes nombres como Boys Noize, The Bloody Beetroots, Baauer, Clockwork, Flux Pavilion, A Trak, Cajmere, Headhunterz y Avicii entre otros. Ahora regresaban con un line up con menos nombre pero con más propuesta, tal vez porqué el hype del EDM en México en 2014 estaba más fuerte que nunca.

México es de los países que consumen más música electrónica y de los públicos más fieles, esto lo saben los Dj´s y productores, por lo que ahora deciden venir a promocionar y a estrenar su nuevo material al EDC México y ya no se esperan en marzo hasta el Ultra de Miami.

El EDC se divide en 4 escenarios: Kinetic Cathedral, que es en donde tocan los Dj´s del mainstream, el Circuit Grounds, que este año se dividió en sábado para Bass, Dubstep y Drum and bass y domingo para puro Trance, el Neon Garden, en donde tocan las leyendas del Techno old school y el Mayan Art Car que es el stage que representa a México en Burning Man y acá lo llenaron de puro talento nacional en donde se toca una mezcla de todo. Este año los grandes nombres que sonaron en todo el line up fueron Jack U, Dillon Francis, Tiesto, Excision, Andy C, Noisia, Paul Oakenfold, Sasha, Datsik, Dieselboy y Annie Mac, entre otros.

Llegamos el primer día y yo como fan from hell del dubstep y el drum and bass planeaba quedarme casi todo el día en el Circuit Grounds, como nunca llego a tiempo, ya no alcancé a ver Dieselboy y nos fuimos al Kinectic Field a ver a Coone, que estaba tocando un hardstyle para YOLOS, muy plano a mi parecer, terminó y nos quedamos a ver a GTA.

Acabó GTA y seguía un himno para la chaviza YOLO, los Chainsmokers (but first, let me take a selfie) huimos rápidamente. Ya por fin al Circuit Grounds, estaba Crizzly, sonaba bien, trap obscuro pero yo ya estaba ansioso por ver a Noisia que era quien seguía, para esa hora ya llevábamos bastantes sustancias y estábamos muy prendidos.

Salió Noisia y sólo tengo una palabra para describir el set que se aventó: “enfermo”. Hace un año Flux Pavilion fue el que reventó el drum and bass más cerdo de todos, pero a los 5 minutos, Noisia ya lo había superado, era demasiado rápido y demasiado intenso, bass del futuro. Siguió Andy C, el pionero y maestro del dnb clásico, con un MC negro muy cabrón durante todo el set, que fue desde lo clásico hasta lo más actual, la mayoría solo reconoció el remix de Get Free de Major Lazer.

Datsik apareció con ese dubstep del que sientes que te jalan los cables, era uno de los que más quería ver y al final cumplió mis expectativas para darle paso a mi momento favorito de la noche: Excision, este canadiense aventó los drops más enfermos del dubstep viejo y el actual y a pesar de que no traía el Executioner con el que cerró “Coachella” el año pasado ni el Robo Kitty de su gira actual, me regaló el gig del año, para ese momento, el Circuit Grounds ya parecía un manicomio, cada quien bailando solito y en drogas muy duras.

Era de madrugada y tocaba ver a otros que son un must: Jack Ü, dos grandes monstruos, Skrillex y Diplo. Dos días antes armaron una fiesta que podías ver en stream de 24 horas para presentar su disco debut y acá, era la primera vez que lo iban a tocar en vivo. El Kinectic Field estaba lleno, nos colamos casi hasta la mitad para poder bailar a gusto. Cuándo eres muy fan de algo, casi siempre sabes lo que van a poner si es que sigues todo lo que hacen en Soundcloud, éste era mi miedo con Jack Ü, que fuera a escuchar un set repetido, pero no fue así, metieron una mezcla de todo, mis momentos favoritos fueron cuando metían las canciones de Skrillex llenas de nostalgia emo, la nueva colaboración con Justin Bieber y el final, cerraron con un remix de Los Ángeles Azules. Jack Ü, ¿Cómo te voy a olvidar?

Ése fue mi primer día del EDC, devastado y triste porqué Diplo y Skrillex estaban tocando en Mono en el after, mientras yo buscaba un hotel de mala muerte en donde pasar la noche para poder aguantar el segundo día.

Fotos de la 1 a las 6 por Insomniac.

Fotos 7 y 8 por Yadira García Rubio.

Comentarios

Comentarios