El corazón del Valle del Mezquital late en una fiesta de colores y sabores, y más cuando año tras año, los días de la Semana Mayor convergen para conmemorar la fiesta patronal que significa la muestra gastronómica de Santiago de Anaya. Durante tres días, los más diversos y exóticos platillos fusionan la tradición de la cocina mexicana. Así podemos disfrutar una gran gama de insectos, liebres, larvas, gusanos, animales de monte y domesticados. Y no sólo la comida, el deleite de saborear la mixiología de pulques finos y aguas de tiempo hacen que la experiencia de color, sabor, textura y olor sea completa.

La música juega un lugar preponderante, pues la hibridez del tiempo se hace patente en la oferta que nos entrega esta gran fiesta del mezquital, donde lo mismo podemos escuchar a bandas de rock, canciones rancheras y sonidos centenarios de los pueblos originarios de la región. Para los incrédulos y los aventurados, para los hambrientos y los sedientos, la oportunidad de visitar la Muestra Gastronómica de Santiago de Anaya es la idea perfecta para comprobar el adagio que dice que: cocinadas, hasta las piedras.

 

Comentarios

Comentarios