“El circo representa una importante parte de la cultura humana, una noble empresa construida a lo largo de muchos siglos, prácticamente desde que el hombre empezó su cultura”.

(Eduardo Murillo en Jané et al, 1994)

«Circo sin carpa», del joven fotógrafo Manuel Barrero (México, D.F., 1989), que recientemente fue mención honorífica en el Concurso Nacional de Fotografía 2015 El deportista desconocido, otros terrenos de juego, organizado por la Agencia Cuartoscuro, retrata a un grupo de artistas circenses urbanos (Viridiana, Franco, Eder y Mayela) en situaciones que envuelven cierto misterio; reflejan su forma más habitual, un lado que pocos conocen de ellos.

«Quise retratarlos en sus trayectos, habitaciones, ingresar a ese lugar que pasa desapercibido por la audiencia al verlos actuar. Aquí se encuentra el origen de sus personajes, sus actos y el soplo que los hace salir a convertir los espacios de su ciudad en un ‘Circo sin carpa’. Entrenan duro para realizar actos donde en ocasiones arriesgan la vida, así que deben tener pleno dominio de su cuerpo para realizarlos».

Actualmente, hasta mediados de agosto, se exponen las 40 fotografías finalistas y los primeros tres lugares del concurso en el museo Archivo Nacional de la Fotografía. Tres fotos de esta serie también fueron publicadas en el número 132 de la revista Cuartoscuro, junto con las fotografías seleccionadas por la agencia.

_____

Mas fotos de Manuel Barrero en: https://www.flickr.com/photos/photocruncher/

Comentarios

Comentarios