Vivimos en una época donde la delgada línea entre el diseño y el arte cada vez se acerca más al punto donde una no puede vivir sin la otra, ya que su sustento teórico, o a veces la fuente de inspiración, es la misma, y cuando esto sucede, es muy interesante ver la interpretación que cada disciplina le da.

   Creo que una de las mayores diferencias entre ambas radica en la resolución del problema, ya que el arte no se caracteriza precisamente por su búsqueda de utilitariedad sino en el hecho de crear piezas que transmitan una idea, mientras que el diseño se basa en su funcionalidad.

   De vez en cuando hemos podido ver a estas dos vertientes uniendo fuerzas y hablándonos de algo en común, teniendo en la mayoría de los casos grandes resultados.

   Esta vez la artista Marina Abramovic, conocida por piezas como “Ritmo 0” (1974) y “The artist is present” (2010) -donde estuvo sentada en una mesa durante 716 horas dentro del MoMA, “interactuando” con los asistentes a la exhibición-, hizo mancuerna con Ennio Capasa, el director creativo de Costume National, la marca italiana de ropa creada en 1986 por el mismo Capasa, caracterizada por su deconstrucción, formas arquitectónicas y la fusión de las energías masculinas y femeninas. Esta unión se dio con la finalidad de hacer una presentación dentro de la gala “Heaven”, a cargo de la fundación Art of Elysium, la cual apoya a niños con enfermedades terminales a través de talleres artísticos como pintura, diseño de moda, música y producción teatral.

Imagen de Costume National-Art of Elysium

Imagen de Costume National-Art of Elysium

   El proyecto consistió en un trabajo de seis meses donde ambos crearon una colección de ropa, la cual también formaría parte de la colección pre-fall 2015 de Costume National.

   Como es sabido, Marina gusta de explorar los límites del cuerpo, la mente y la relación del artista con el espectador, por lo que resultó la indicada para colaborar en una colección de ropa, ya que en cierta manera una prenda y su creador se exponen a estos factores al momento de hacer una nueva colección: cómo llevar un tema de inspiración a una prenda que sea funcional y aceptada por el consumidor.

   Marina estuvo muy entusiasmada de poder trabajar con Ennio en este proyecto, ya que, en su opinión, “la genialidad de su estética proviene de su gran entendimiento de la forma humana y del flujo de energía que se libera durante el proceso creativo”. Así que con estas visiones del cuerpo y su energía dieron vida a una colección minimalista con toques rock & roll.

Imagen de i-d.vice.com

Imagen de i-d.vice.com

   Lo mejor es que este proyecto no finaliza con la gala, ya que además de la documentación fotográfica del evento y el lookbook de la marca, recientemente se publicó un video con los highlights de la noche que resultó muy al estilo de las videograbaciones de performances de la década de los 60’s y 70’s. Estuvo inspirado en la concepción que Marina tiene sobre el cielo, “estado de conciencia donde la luz se encuentra con la obscuridad”.

   Así que ahora se tiene un video más que irá a la biblioteca filmográfica del arte y el diseño, donde futuras generaciones podrán ver cómo ambas disciplinas pueden convivir como una gran mancuerna. Sólo nos queda decidir qué tan convenientes son y si la ruta del trabajo en equipo y fusión de disciplinas será lo más efectivo en el futuro creativo.

Aquí otro video:

http://video.style.com/watch/marina-abramaovic-costume-national-collaboration

 

Imagen de portada obtenida de The Art of Elysium- cuenta de Twitter.

Comentarios

Comentarios