Viernes 3

Erika Rossette

Hace casi 15 años el emblemático grupo chileno Los Prisioneros se reencontró en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, para dar continuidad a un proyecto musical que creció a la par de los procesos históricos y sociales de ese país y que encarnaban el descontento, el coraje y décadas de una lucha silenciosa que arrastraron generaciones y generaciones de chilenos víctimas de su devenir social.

Jorge González, el vocalista de la banda, quien nos gritaba a través de canciones que ya pertenecen al soundtrack de la vida de muchas personas en todo el mundo, cosas como la invitación a largarte del país si añorabas la cultura europea, o la atinada y sarcástica burla hacia ciertas actitudes de nosotros los latinoamericanos con respecto al sentido de la “otredad” y ese constante desprecio o rechazo hacia el vecino, entre muchas otras canciones que hoy en día son himnos, es quizá uno de los cantautores contemporáneos que más han influido la música chilena.

Desde entonces, los chilenos han vivido una serie de transformaciones tanto en discurso como en influencias musicales, mismas que han evolucionado a partir de sus propias raíces hasta hacer explotar este nuevo pop que gracias al sello musical Quemasucabeza logramos apreciar con nuestros ojos el pasado fin de semana, durante el primer Featival Neutral que se hace en nuestro país. En él, nos deleitamos con parte de las agrupaciones chilenas independientes que siguieron de una larga y prodigiosa tradición musical encabezada, entre muchos otros, por el propio J. González (para muestra basta escuchar el más reciente sencillo de Pedro Piedra).

Músicos como Gepe, Caravana, Felicia Morales, Congelador, Fakuta, Protistas, Ases Falsos, Diosque, Coiffeur y por supuesto, el gran Pedro Piedra, forman parte del repertorio del sello Quemasucabeza y algunos de ellos los pudimos apreciar este fin de semana.

Planisferio llegó al Neutral el viernes 3, en un show que Pedro Piedra se encargó de cerrar magistralmente, acompañado de una improvisada, pero fantástica banda, que incluye al también multifacético Jorge Delaselva en el bajo, su show siguió a las presentaciones de Protistas y Ases Falsos, éste último encabezado por un Cristóbal Briceño (autor de varios proyectos musicales, entre ellos la agrupación Fother Muckers) quién llegó al escenario con una cabellera larga y su habitual vibra llena de dinamismo y un humor musical casi infantil.

Pedro Piedra abriría el final de la velada con “Para ti”, seguida de “Al vacío”, “Con razón”, “Pasajero” y sorprendiendo a todos al cantar también “Mr. Guantecillo”, tema interpretado originalmente por la banda de 31 minutos: Hermanos Computadores de Paine.

En la sesión se sumaron las fabulosos temas de “Occidental”, “Sol Mayor”, “Vacaciones en el más allá”, “Luna Luna”, “Inteligencia Dormida” y también el reciente tema que Pedro Subercaseaux le ha dedicado a uno de sus mejores amigos: Jorge González, en momentos en el que éste sufre de complicaciones a su salud.

En cada uno de los proyectos de Pedro Piedra, en su estilo y en el de algunos otros músicos que se lanzaron a la aventura de crear cosas como la música de 31 minutos, se puede descubrir la influencia de una generación que construyó una comunión y empatía que floreció a través de grandes grupos y conceptos. Los ejemplos son muchos, desde el mismo proyecto de la serie antes mencionada para niños, hasta colaboraciones entre Gepe y el propio Pedro Piedra, acompañados de J. González, hasta materiales emanados de la colaboración de Alex Avanter, ex vocalista de Teleradio Donoso, con otros artistas de la escena.

Sábado 4

Mervin J. Hernández

Lo dicho, Chile está de moda, tanto en el pop como en el fútbol los chilenos han demostrado ser potencias mundiales. Este sábado su selección se coronó campeona de la copa América, al tiempo que se llevaba a cabo el cierre del Festival Neutral, que se presentó por primera vez en México con su edición número quince. Nosotros llegamos un poco tarde a Sala para la actuación de Coiffeur y mientras nos estacionábamos se oían a lo lejos sus últimos acordes, ya dentro del recinto y checando la mercancía oficial de Quemasucabeza, nos informaron que no había quedado ningún disco de Pedro Piedra, quien había tocado la noche anterior.

Adentro del recinto se apagaron las luces y empezamos a escuchar los primeros acordes de Fakuta, quien con su pop de ensueño enamoró e hizo bailar suavemente a todos los asistentes, «Tormenta solar» y «Despacio» cerraron el set con globos, burbujas y todos los fans bailando.

Sin mayor preámbulo que un cambio de instrumentos Gepe saltó al escenario acompañado por otros dos músicos, dos bailarinas con trajes típicos y Pedro Piedra cantando «en la naturaleza» y desatando la fiesta, el show convirtió la locura en Sala, con el público comiendo de su mano, Gepe comentó que está muy feliz por el triunfo de Chile en la copa América, partido que vio en la esquina de la misma calle del concierto y se sentía en familia con sus mejores amigos en México, «Bacán tu casa», dio paso a dos canciones de su primer disco Gepinto, que este año cumplió 10 años. Gepe es multiinstrumentista, va de la batería a la guitarra y al teclado según la canción y en cada interpretación deja el alma, por algo es de los músicos consentidos y esperados por el público mexicano.

Pedro Piedra volvió a salir para interpretar «Por la ventana» y por momentos los gritos de la gente se escuchan más que el sistema de sonido, Gepe agradece al público mexicano, a Quemasucabeza y a todo el público que vino durante los tres días para celebrar el Festival Neutral ondeando la bandera chilena, «Fruta y té», «Piedra contra bala» y se despiden para regresar con un bis en plan trovador interpretando una versión acústica de «Un gran vacío». El show terminó y nos quedamos con las ganas de escuchar «TKM» su último sencillo, será para la próxima, el público satisfecho abandonó el inmueble con caras alegres. Nos vemos el próximo año.

Comentarios

Comentarios