Tristan Shone empezó a hacer música con máquinas como un experimento escultórico cuando estudiaba la carrera universitaria de Arte e Ingeniería Mecánica en San Diego. Sus dos primeros EP: Painted Army y Warcry, fueron grabados en ese periodo.

Author & Punisher es su proyecto solista que en un principio fue concebido para ser interpretado por grandes máquinas que cobran vida gracias a la energía de Tristan, un operador de maquinaria pesada. La dificultad de transportar, montar, ensamblar, calibrar, desmontar y empacar estas máquinas para poder presentarse en diferentes escenarios fue generando la evolución de sus instrumentos, lo que los hizo más pequeños y manejables en tamaño, pero más dependientes de Tristan como ejecutante, no tanto como operador.

Imagen obtenida de http://skullsnbones.com

En un principio fueron controladores midi sobre rieles, enormes perillas y palancas propias de las máquinas que dieron vida a la creación del Dr. Frankenstein. Ahora sus instrumentos principales se concentran en unas máscaras con diferentes mecanismos de mutismo y un micrófono cuádruple de tráquea. La principal característica de todo este instrumental, en comparación con los instrumentos musicales tradicionales, es la precisión con la cual se debe configurar y calibrar para obtener de ellos los sonidos deseados, lo que hace de Tristan un multiinstrumentista.

Ahora, de la amplia gama de sonidos industriales que maneja A&P, lo que nos interesa es Melk en Honing (Leche y Miel en holandés), su quinto LP. Este material es el más centrado en la voz, pero  no significa que deje de lado los paisajes áridos del doom-drone o que la obra no tenga su amplia dosis de pesadez, pero la hace mucho más accesible; de cierta forma Void, Null, Alive -el tema con voz más limpia- nos podría recordar algunas canciones de NIN o incluso de Nine Horses en algunos momentos.

Imagen de portada obtenida en www.nocleansingin.com

Comentarios

Comentarios