El día que Pedropiedra anunció su concierto en Pachuca leí un comentario en el evento de Facebook que decía, palabras más palabras menos, “¿cómo en Pachuca, Pedro?, yo sé que es la gente que te maneja pero que chingados?”; por dentro me sentí como el meme de sostenme mis pastes, pero creo fue un poquito el sentir de Pedro y sus músicos en general: ¿qué chingados? Y supongo que es lógico, cuando llenas a todos lados y llegas a un lugar donde te reciben 30 personas, debe ser un sacón de onda. Uno tan profundo como el que me di yo al llegar y ver tan poquita gente, o al descubrirme siendo ese adulto entre adolescentes, ese adulto que cuando tenía 15 veía con cara de fuchi, ¡ja!

Después de un rato de esperar y de un par de cervezas en la pancita, subieron al escenario Pedro y los chicos de su banda (que en esta gira trajeron al crack de Felipe Castro para acompañarlos). Entonces sonó “Amar en silencio”, y amigos míos, ya no fui “ese adulto”, me convertí en un adolescente que brincotea, bebe cerveza y canta al mismo tiempo. Hasta tire por ahí mi celular de tanto bailar, gracias a la Estefana por rescatarlo.  Ahí fue cuando el sacón de onda se volvió agradecimiento; un concierto poquita gente, aunque como artista debe ser no lo mejor, para nosotros los fans fue un deleite increíble: sin empujarse con nadie, teniéndolo súper cerca, bailando en una camaradería buena onda y coreando al unísono canciones que para muchos de nosotros son imperdibles del soundtrack de nuestras vidas: “Occidental”, “Todos los días “, “Sol Mayor”, “Las niñas quieren” …

América Latina está que arde en todos lados; de formas diferentes por el contexto de cada país, pero igual con una necesidad de cambió inmediato, a lo que nadie es indiferente. El momento reflexivo sobre lo que acontece en Chile llegó con el cover de “No necesitamos banderas”, de los Prisioneros, antecedida por “Pasajero”, y obviamente “La balada de J. González».

La última canción que sonó fue “Inteligencia dormida”, cerrando con broche de oro un gran concierto que no estoy segura de que todos los presentes disfrutamos de igual manera. Algunos fans, muy fans, esperaron a que saliera Pedro a saludarles. Yo no, porque a mi edad el letargo mata la fiesta y eso es peligroso, por ello me lleve como único recuerdo el poder haberlo pasado bomba nuclear.

Fotos: Cesar Lechuga

Acá el setlist completo:

– Amar en silencio

– Todos los días

– Las niñas quieren…

– Occidental

– Para ti

– Hipnotizada

– La balada de J. González

– Pasajero

– No necesitamos banderas (Los Prisioneros)

– Aló!

– Sol mayor

– Vacaciones en el más allá

– Lluvia sobre el mar

– Rayito/Olita

 

Encore:

-Perdido en Viña del Mar

-Inteligencia dormida

 

Comentarios

Comentarios