Bailar, es un acto de felicidad. La felicidad es un calorcito lindo en el corazón, cosquillas en la panza que nos dibujan sonrisas a toda hora. Ser feliz tiene muchas aristas, pero una de las que como seres humanos nos mueven impresionante es estar enamorado. Y esta emoción varía en sus manifestaciones de una persona a otra, en momentos; el único factor dominante es que no se puede ocultar. Amar es un acto de felicidad y bailar también, por eso van 3 canciones bailarinas con mucho amor.

Amar en el campo

“Si pescamos un auto y nos vamos bien lejos, ¿cuántos kilómetros deben bastar para amar en el campo? Como antes, a su lado…”.

Telerario Donoso fue la plataforma musical del talentosísimo Alex Anwandter. Su vida como proyecto fue cortita, pero dejó dos increíbles álbumes: Gran Santiago, lanzado en 2007, y Bailar y llorar, lanzado en 2008. De este último se desprende Amar en el campo, una canción para aventurarse, ¿qué puede salir mal?

Love Never Felt So Good

“Baby love never felt so fine and I’d die if you’re mine all mine, not like you hold me, hold me…”.

Esta canción se lanzó póstumamente el 2 de mayo de 2014. Se hicieron 2 versiones: una inspirada en la que escribió Micheal Jackson feat Paul Anka en 1983 y otra a dúo con Justin Timberlake, producida por Timbaland. Esta última se convirtió en el primer sencillo del segundo disco póstumo de Jackson, Xscape. Un joya, en muchos sentidos, para romancear bailando.

Baby I’m yours

“Listen baby, your wish is my command…”.

Ésta es una canción bien fiestera, en donde uno puede a provechar para coquetear bien padre. El francés Breakbot hizo de esta canción un hit veraniego en 2010, y para muchos forma parte indispensable de nuestro soundtrack personal. Hablando de eso, la dejé al final porque sin permiso voy a dedicarla a un “pollito de rancho” que me ando cenando: sólo porque hace mis días los más bonitos y porque, como ya notaron, me hace sentir que todo lo que hago es un acto de felicidad 🙂

Me despido, compártanos en los comentarios sus canciones bailarinas llenas de cursilería y sean mucho, pero mucho muy felices.

Comentarios

Comentarios