Los neoyorkinos de The Pains Of Being Pure At Heart siempre me traen sentimientos encontrados: como que si me gustan, pero como que un disco completo me aburre. De pronto me sorprenden y luego me tiran al aburrimiento, quizá tanta agridulcita melodía no me cae del todo bien. Hace un par de años, YouTube me sugirió darle click a un remix de una de sus más conocidas canciones: Higher than the stars- Saint Ettiene Visits-Lord-Spank Remix. Esta chica francesa sabe lo que hace y convirtió esta canción en un básico del fiesteo, como cuando estás perdido, y solo ves las luces virando de un lado a otro, del cuerpo en un vaivén y los brazos flotando…  Higher than the stars.

El siguiente remix no recuerdo cómo lo encontré, creo que cuando tenía el espacio de música del mundo en Radio Universidad se lo pedí a mi productor (que era bien buenazo para encontrar música bonita) o cuando hice el random  de Rökssopp… la verdad no me acuerdo. La cosa es que en ese momento de la vida la ponía hasta al cansancio para aliviar mi corazoncito penoso. Igual deben saberlo: Kings of Convenience es mi grupo favorito en esta y tres galaxias circunvecinas, eso más los fabulosos y magistrales Rökssopp pues noruegan goals. I Don’t Know What I Can Save You From, es una de las canciones más emblemáticas del Quied is the new Loud, pero en el remix del Versus es una joyita rompe corazones…

Ya para despedirme, les comparto una canción que en su versión original no me gusta ni tantito, pero el remix hasta en la peor fiesta me pone a bailar. Esta canción es original de los Friendly Fires, y en su versión bailadora nos ofrece además un cambio de voz a cargo de las chicas de Au Revoir Simone, claro hay feats en los coros y el libre romance a interpretación de la conveniencia: “We’re gonna lose ourselves, I promise…”.

Aeroplane, bien bajado ese balón.

 ¿Y a ustedes qué remixes les gustan más que las originales? Pueden compartir en los comentarios o en el Twitter.

Comentarios

Comentarios